News

Page 1 of 15  > >>

Jul 30, 2019
Category: General
Posted by: walhalla44

Francia 1940

Jul 11, 2019
Category: General
Posted by: walhalla44

Francia 1940

Jul 1, 2019
Category: General
Posted by: walhalla44

Korsoun 1944, de Vae Victis

News from the fronline!
 

Montecassino. La montaña de los diablos verdes.

por Enric Martí

 

“La línea Gustav debe señalar el fin de la retirada”

 Adolf Hitler

En octubre de 1943, la ocupación Aliada de Nápoles no supuso una seguridad en la llegada de los suministros pues los alemanes habían efectuado un concienzudo trabajo de sabotaje en las instalaciones portuarias y el avance hacia el norte del 5º Ejército norteamericano (Clark) estaba siendo más lento de lo esperado en méritos a la tenaz resistencia alemana.

El punto más importante del dispositivo germano era la Línea Gustav, que iba desde Minturno, en el mar Tirreno, hasta San Vito en el Adriático, la cual aprovechaba las posibilidades defensivas que ofrecían los ríos: Garellano, Sandro y Rápido, con cotas que alcanzaban con frecuencia los 1.500 metros. En sí era la última gran barrera hasta la ciudad Eterna, pues los montes Albani en la inmediata periferia de Roma no tenían las mismas características para la defensa ni por asomo.

Italian campaign 1944

El resorte de la línea era el pequeño pueblo de Cassino en la ribera del Rápido, dominado por el Monasterio benedictino en la cima de la colina de 516 metros y sus alturas cercanas que formaban un rotundo macizo a la vista de la carretera nº 6, por parte Aliada serán denominadas colinas del Monasterio.

La vía del martirio

Antes de llegar al contacto de la descrita Línea, los Aliados debían superar sendas Líneas temporales construidas sólo para impedir que estos pudieran explotar el éxito obtenido tras el desembarco en Salerno y ocupación de la Campania: las posiciones Bárbara y Bernhardt que debían resistir el tiempo necesario para finalizar la Gustav.

El 21 de noviembre, el mariscal Kesserling se convierte en el mando único de la península italiana, hasta el momento compartido con Rommel, ”Ese elemento que cada vez que venían mal dadas, se encontraba dónde Cristo perdió la guitarra, un genio, un genio”. Antes de ello el 12 de octubre Clark cruza el Volturno bajo un cauce torrencial que aumento su volumen tres veces más de lo habitual, llegando a romper la línea Bárbara pero siendo parado en seco por la resabida terca defensa alemana.

Más al este, los británicos del 10º CE (McCreery) alcanzaban monte Camino de 900 metros de altitud que dominaba el curso del río Garellano y la entrada al valle de Liri. Aquí, la densidad de medios alemanes se intensificó, hasta el punto que el 6º CE USA (Lucas) en el Volturno, solicitará un receso, secundado por el resto de fuerzas, que será concedido por Harold Alexander, comandante en jefe de las fuerzas terrestres en Italia. Este impasse será aprovechado para reforzar el dispositivo aliado con el 2º CE USA (Keye) y el 2º CE francés (Juin). Pronto será evidente que romper frontalmente Gustav sólo repercutirá en un estéril aumento de bajas…

El 2 de diciembre se inicia un flanqueo que tomará los montes Difensa, Mayor, Samucro y Lungo. El mes de enero del año 1944 estará marcado por los intentos de desbordar Cassino y el desembarco el 22 en Anzio y Nettuno a una cincuentena de kilómetros al sur de Roma, asimismo establecen varias cabezas de puente en los ríos de la zona. La 1ª Div. fallschirmjäger (Heidrich) y la 29ª panzergrenadier (Fries) contraatacan y logran estabilizar el frente. En cuanto a la situación en las playas Churchill lo calificará adecuadamente “En lugar de lanzar un gato salvaje, lo único que habíamos conseguido era una ballena varada”.

Montecassino

Selva oscura

El 15 de marzo, una flota aérea de más de 775 bombarderos dejaba caer sobre Cassino y su macizo adyacente 1.200Tn de explosivos, tras ello 748 piezas de artillería de diferentes calibres abrían fuego, las interminables columnas de humo negro asemejaban una selva creada por el Diablo.

Había dado comienzo la operación Dickens. La 2ª Div neozelandesa (Kippen) debía conquistar la población y la colina del Castillo (Parte inferior de la anterior foto), mientras a la derecha, la 4ª Div. hindú (Tuker) tomaba la colina del Verdugo y tratar de ocupar el Monasterio. Al caer la noche la mayor parte de la población y la colina del castillo estaban en manos Aliadas; pero los paracaidistas se han hecho fuertes en el hotel Excelsior en el centro del pueblo y han rechazado a los gurkhas fuera del monte Verdugo y el día 19 de agosto un tremendo contraataque nocturno a punto estuvo de aislarlos del resto de la 5ª Brigada. Al amanecer, una compañía de Stuart M3 tratará de coger a los alemanes por retaguardia; pero un mortífero fuego de los 88 destruirá quince de ellos. La lucha irá disminuyendo hasta cesar del todo el 23.

Los dos meses siguientes trascurrieron con una calma relativa; Kesserling esperaba otro desembarco esta vez al norte de Roma, pero no podía saber que toda lancha disponible había sido concentrada en Inglaterra en vistas a Overlord (Normandía). Mientras ambos bandos se reforzaban, los alemanes trajeron a la brega una de sus piezas sobre raíles K5 Leopold de 280mm Annie que camuflaban en un túnel de los citados montes Albani y abría fuego indistintamente sobre la cabeza de Anzio y sobre Cassino.

Del 8º E británico (Leese) llegaron el 1º CE canadiense (Burn), 2º CE polaco (Wladyslaw) y el 13ª CE británico (Kirkman). Por parte alemana hicieron acto de presencia: 14º panzerkorps (Senger), y el 51º jägerkorps (Feurstein).

operaciones polacas en Montecassino

Operaciones polacas en Montecassino.

La supuesta batalla definitiva por el Monasterio dio comienzo con un bombardeo de barrera a cargo de 1.600 piezas a las 11 de la mañana del 11 de mayo, tras cuarenta minutos de fuego sostenido los hombres del 13ª CE cruzaron el Rápido al sur, formando una cabeza de puente en la margen derecha del río. Peor suerte tuvieron los polacos al norte; tras 24 de lucha debieron volver a su ribera tras sufrir un 20% de bajas. El día 13, marroquís y argelinos cruzan a la izquierda de los británicas y obligan a la 71ª Div. Inf. (Raapke) a retroceder 8 Km causándole cuantiosas bajas.

La madrugada del 16 al 17 los polacos volvían al ataque amenazando con copar por el norte a los tenaces paracaidistas capturando los puestos avanzados de la cota 593, al amanecer los hombres de Heidrich contraatacan con violencia en una lucha cuerpo a cuerpo que ocupará toda la jornada sin lograr desalojar a los polacos, que preparan un asalto general a primera hora de la mañana del día 18. A las 10:30 la bandera polaca ondea sobre unos desolados y desiertos escombros…

bandera polaca sobre Cassino

La bandera polaca ondea sobre Cassino.

Los alemanes habían aprovechado las sombras de la noche para retirarse a la frágil línea Adolf Hitler a la que astutamente Kesserling había rebautizado Dora, pues a sabiendas de su fácil conquista temía la rabieta del Führer , ese obsesivo paranoide de los topónimos significativos ¡Stalingrado, por ejemplo!

De arriba abajo: Monte Cairo, Castellone y Majola desde el Monasterio (Foto autor)

De arriba abajo: Monte Cairo, Castellone y Majola desde el Monasterio (Foto autor)

Justicia divina

La campaña de Cassino se alargó durante cinco meses en un arduo terreno y en unas condiciones climatológicas demenciales, causando 200000 bajas de multitud de nacionalidades; la caída de la capital italiana a principios de junio, resulto a todas luces una parca y amarga recompensa después de los sinsabores soportados de forma ininterrumpida.

El teniente coronel Julius Schlegel perteneciente a la Pzdiv. Herman Goering, era un ferviente enamorado del arte y en octubre de 1943, convenció al Abad de que tanto la comunidad eclesiástica como el incalculable tesoro artístico que custodiaban en el Monasterio, fueran trasladados por sus hombres al Vaticano, estos en agradecimiento ofrecieron una misa especial en su honor y le regalaron un pergamino como prueba de su gratitud. El jefe de los demonios  verdes, hombre sumamente creyente, prohibió a sus hombres fortificarse a menos de 200 metros del Monasterio y ya en lo más duro de la lucha sus escombros fueron utilizadas hábilmente por los demonios verdes; el mal ya estaba hecho ¿A qué oscuro

interés se debió su devastador bombardeo? Sin duda alguna a la Libertad y Derechos de los pueblos ¡Puestos a comentar: Pueblos sin pasado!

ruinas de Montecassino

Las ruinas de Montecassino.

Tras la guerra, la leyenda negra de que los alemanes habían saqueado el Monasterio persistía y el bueno de Schlegel dio con sus huesos en la cárcel. Deberá ser el propio general Alexander, el que abogue por que sea puesto en libertad. Sirva como colofón las palabras del Abad benedictino Gregorio Diamare “Algún día todo el mundo conocerá la verdad acerca de lo ocurrido en Monte Cassino”.

Monasterio de Montecassino

El célebre monasterio en la actualidad (foto autor).

Los senderos del Gran Capitán

Como ha quedado patente, los alemanes supieron aprovechar con gran maestría la enrevesada orografía italiana y todo cruce de un cauce fluvial podía convertirse en una masacre sin atenuantes. La prensa británica (News Chronicle) resaltaba el 23 de octubre de 1943, que los dos primeros soldados aliados que cruzaron el torrencial Volturno eran españoles.

Se trataba de Fernando Esteve y José Vilanova, que como buenos catalanes eran excelentes nadadores y en su razón a última hora del 7 de octubre, armados con pistola, cuchillo y bomba de mano se lanzaron a las frías aguas. Tras un reconocimiento a fondo, volverán a cruzarlo secundados por un pelotón inglés. En la destrucción de un nido de ametralladoras José es alcanzado por cuatro balas en espalda y brazo izquierdo; sólo podrá llegar a la otra ribera, mediante el abnegado auxilio de Fernando ¡Germans!

El paso del Volturno, según un noticiario de la época.

Será condecorado con la Medalla Militar Británica, pero la guerra había terminado para él. De sus terribles secuelas será operado por su paisano el Doctor Josep Trueta, que gracias a la experiencia adquirida en nuestra aborrecible guerra civil, salvará centenares de vidas en el conflicto mundial.

cassino01

Cementerio militar polaco en Montecassino (foto autor).

Bibliografía

Monte Cassino, D Hapgood, Vergara.

Héroes, D Eshel,Salvat.

Truenos en Montecassino, K Ford, Osprey.

Cuerpos de élite, VVAA, Orbis.

La batalla de Monte Cassino, M Parker, Inédita.

Batalla de Montecassino, Óscar González, PDA.

Sin capítulo final, A Wladyslaw, Malabar.

El día de la batalla, R Atkinson, Crítica.

El octavo ejército, R Neilland, Inédita.

Reflexiones sobre la segunda guerra mundial, Mariscal Kesserling, Luis de Caralt.