News

Page 1 of 24  > >>

Sep 19, 2020
Category: General
Posted by: walhalla44

La batalla de Inglaterra

Sep 10, 2020
Category: General
Posted by: walhalla44

Race to the Reichstag, de Decision Games

Aug 24, 2020
Category: General
Posted by: walhalla44

Sangre y Fuego, por Enric Martí

News from the fronline!
 

Ludografía: Stalingrado

La ludografía sobre Stalingrado es amplia, masiva, y abarca todas las escalas y todos los idiomas. Una simple búsqueda en boardgamegeek de la palabra "Stalingrad" devuelve más de 80 resultados. Presentamos una breve selección de juegos sobre la titánica batalla a orillas del Volga.

Inferno on the Volga, Emanuele Santandrea, VentoNuovo. De innegable estética italiana ¡Bello, bellisimo! El juego, de bloque y motor de cartas (Card-Driven), ofrece cuatro modalidades de juego incluyendo la solitaria, todas jugables en media tarde. Draco Ideas nos ofrece una versión en la lengua de Cervantes que sin duda ha cosechado un indudable éxito. Se trata de un juego que sigue las pautas de la actualidad: los reglamentos de 40 páginas buscarlos en la Ley de Arrendamientos urbanos y saturación de Tablas, mejor nos limitamos a las de ibéricos y quesos del país. Y si se quieren acompañar por un Chianti, nadie se dará por agraviado…

Stalingrad Pocket, Masahiro Yamazaki, The Gamers/MMP. El juego simula las operaciones soviéticas y los intentos alemanes de impedir que se consolidase la bolsa y el alivio o en su caso ruptura de la misma. Un sistema elegante y comprensible para el cerebro humano medio, que es plenamente compatible su práctica con la vida cotidiana de un ser humano normal y corriente ¡Y valga la rebuznancia! Una de las mejores simulaciones sobre esta fase de la campaña. En definitiva: un clásico.

stalingrad-pocket-yamazaki

La portada de la segunda edición.

Streets of Stalingrad, Dana Lombardi, L2 Design group. Gráficamente hablando una preciosidad y un sistema de bloques de madera ampliamente testeado en sus tres ediciones y cuyo dominio se va adquiriendo progresivamente. Posee una rejugabilidad pocas veces vista. En definitiva, un juego del siglo XXI, no apto para los que siguen anclados en los 80, tanto lúdica como vitalmente !No, las camisas a lo Tony Manero ya no son tendencia!

Resiste Stalingrado? NAC. Un diseño gráfico de mapa realmente bonito todavía hoy en día, con unas fichas que combinan la simbología OTAN con siluetas de carros y aviones, con el habitual patético sistema firma de la casa y en este caso “Roto” de principio a fin, mediante las nauseabundas reglas aéreas que convierten la estepa en un safari para pilotos pijos, a las que también contribuyen la congelación de los ríos, turno en el cual Chuikov se trasviste de Chaka Zulu. Cotizar más de 30-40€ por un ejemplar es deplorable derroche. Es mejor emplearlos en alguna organización del tipo “Hermanitas de los Pobres”, o en su defecto, “Amiguitas de los Ricos”.

Storm over Stalingrad, Tetsuyo Nakamura, MMP. Su diseño gráfico corre a cargo de nuestro compatriota Niko Eskubi y eso ya le otorga un plus añadido. Es una versión simplificada de la saga Storm over Arnhem y un hermano pequeño de Turning point Stalingrad ambos de la mítica Avalon Hill, aunque simulando un periodo más corto, justo el de la avalanche alemana. En este juego el rol del jugador soviético queda un poco limitado al rol pasivo, en el sentido más lúbrico y sórdido del término…

storm-stalingrad

Storm over Stalingrad, con diseño gráfico de Niko Eskubi. Foto del usuario de BGG Scott Blanton.

The Hell of Stalingrad, Steven Cunlife, Clash of Arms. Trepidante y envolvente sistema de cartas con un elevado nivel de detallismo y documentación histórica, a través de 200 cartas y un número análogo de marcadores y otros componentes, todos ellos de una pasmosa belleza gráfica que ya de por sí son una didáctica y visual lección de lo acaecido a orillas del gran río !Enseñar deleitando y a la par jugando!

Battle for Stalingrad, Hjalmar Gerber, LPS Inc. Sencillo y pequeño juego que pasó desapercibido por las estanterías de las tiendas especializadas a principios de la década y sin embargo tiene resoluciones innovadoras y realmente apasionantes en un conjunto sumamente ágil. Cada bando posee su secuencia de juego, los objetivos alemanes son aleatorios (el soviético los ignora), se reciben puntos por el éxito en el Cáucaso o por retrasar el inicio de Urano. Es sumamente infrecuente que dos sesiones de juego transcurran de la misma forma y no todos los juegos pueden alardear de ello, pues no son pocos los que son pasto de tahúres “revienta juegos”, y el cansino repetitivo lo sentencia a ser botín de incautos postores en las webs de mercadeo lúdico. Pequeña Perla Negra.

Nach Stalingrad!, Hervé Borg, Histoire & Collection. Encartado en el número 54 de la revista Vae Victis, con un despliegue extra de mapa y fichas para su clónico sistema que lo mismo sirve para el siglo XIX que para el XX; tanto alemanes en la 2GM como franceses bajo el Gran Corso, muy mal tienen que hacerlo sus jugadores, o bien encadenar unas series de 40 malas tiradas de dado para no ganar por humillante goleada. No seré yo quien los tildé de “colaboracionistas” pero, visto lo visto, Víve Pétain

Stalingrad: Verdun on the Volga, Michael Rinella, Last Stand games. La reciente versión de la intentona alemana en suelo urbano, de uno de los grandes del diseño, que utiliza su consabido sistema de impulsos. Para la confección de los OBs ha recurrido al no menos meritorio Glantz y a los archivos rusos, consiguiendo un compendio de escenarios y campaña, que oscilan en jornadas de juego de una horquilla de tres horas !El tiempo es oro! Y es que emplear más tiempo en la era de la inmediatez y de delegarlo todo en inteligencias artificiales de bolsillo, no es una utopía sino puro anacronismo y esto no son veleidades de millenials, más bien de realista reloj biológico…

última actualización: 1 de agosto de 2020.