News

Page 1 of 25  > >>

Oct 12, 2020
Category: General
Posted by: walhalla44

Spring Awakening, de World at War magazine

Sep 19, 2020
Category: General
Posted by: walhalla44

La batalla de Inglaterra

Sep 10, 2020
Category: General
Posted by: walhalla44

Race to the Reichstag, de Decision Games

News from the fronline!
 

Ludografía: la batalla de Inglaterra

RAF The Battle for Britain, John Butterfield, Decision Games. Tres juegos en uno: León, Águila y dos jugadores, en un sistema eminentemente solitario. En resumidas cuentas, un sistema o sistemas muy detallados muy completos y muy complicados, hoy por hoy sólo apto para nostálgicos de cuando la contabilidad empresarial se llevaban en esos gigantes libros marrones “Miquelrius”. Siempre encontraremos a los de siempre, en los numerosos foros del hobby alabando las sutilezas de este o similares creaciones viejunas ya en total decadencia. Lo que no narran en sus apasionadas sesiones, es que un ojo lo tienen en el olvidado reglamento y el otro en la puerta, no sea que entre Miss Wife y se acabé el recreo por fuerza mayor, léase Operación Ikea o en su defecto 26ª Remodelación Kitchen war zone.

El Duelo de las Águilas, NAC. Perteneciente a esa tirada de juegos encargada a diseñadores anónimos patrios, que ante la falta de inventiva propia se limitaron a un ancestral copia y pega, quitando hierro al diseño original y adaptándolo a la tontada esa del dado promedio… en esta ocasión su víctima fue el juego de Attactix y si bien este es de chispeante juego, el Nike and Cooper es insufrible de principio a fin, muy a pesar de un diseño gráfico sumamente atractivo para la época. Pero era el despegar de las águilas desde el territorio continental y mutarse el sistema en “La casa de Tócame Roque” o más incorrectamente hablando el “Desto de la Bernarda” un sinsentido aéreo más aburrido que un domingo nublado.

fichas-duelo-aguilas

Algunas fichas de Duelo de las Águilas. Como no había imagen del Fiat CR-42 pusieron un Fairey Swordfish con insignias del fascio, y si cuela, cuela.

Fight for the Sky, Tony Jones, Attactix. Un ejemplo nítido y claro de cómo tiene que ser un juego de iniciación al hobby. Reglas opcionales y capacidad de extenderlo a campaña y con la variedad de unidades justa y sin necesidad de saturar al principiante. Un diseño antiguo sin duda, pero que aguanta bien en el siglo XXI y con modestia creemos que en estos crisoles está la guía a seguir para la supervivencia de hobby, en una época dorada del juego de mesa, que no incluye al “war”, por el simple hecho de que en no pocas ocasiones se deja en el tintero al ”game” en una extraña parábola narcisista de creer que como más se complique cualquier elemento, más se divierte y lo ansía el público en general.

Wings of Glory: WW2, Andrea Angiolino, Ares Games. De forma burda y concisa podemos calificar esta extensa familia de juegos que abarca los dos conflictos mundiales desde el aire, como “Gaseosa en la moto de un cabrero” tuvieron un auténtico boom en su lanzamiento a la que se fueron añadiendo extensiones y el impagable añadido de unas excelentes miniaturas. pero parece que se tardo poco en llegar a la conclusión de que lo de ir colocando cartas para simular movimientos y sacar cartoncitos para emular los efectos de nuestras ráfagas, no terminaba de llenar de adrenalina nuestra corriente lúdica y en un tiempo record pasaron a la sección de ofertas y a las webs de mercadeo. Y sin embargo, en las jornadas de puertas abiertas al público en general, las partidas múltiples atraen la mayor parte de la atención del citado, y ciertamente es más entendible para el profano ver las evoluciones de unos aviones sobre sus peanas, que a unos señores preseniles cogiendo cartoncitos con pinzas de dentista. ¿A qué jugáis? A la invasión de Europa; ¿Y quién gana?; Todavía vamos por el segundo turno ¡Pues, ya son las siete de la tarde, a ver si Hitler se va a echar a la bartola y va a aprovechar el de camisa ochentera para liarla parda!

Britain Stands Alone, Jim Werbaneth, GMT. Uno de los escasos hipotéticos de esta seria y solvente firma, que consigue un juego ante todo divertido y sin demasiadas dificultades, manteniendo un alto grado de tensión y un detallismo sobre el supuesto más que notable, al incluir reglas sobre la Familia Real y el propio Churchill. Una excelente simulación de lo no ocurrido, lo cual de por sí es una ventaja, al no tener que estar pendiente del tendencioso resultado histórico.

eagle-day

Fichas y mapa de Eagle Day (Decision Games). Foto del usuario de BGG Tom H

Eagle Day, Joseph Miranda, Decision Games. En la secuela de su exitosa serie Folio que no era más que la puesta al día de los cuatrigames de SPI, salió está segunda serie de mini juegos, que por cierto es de los más divertidos y rejugables, sin la menor duda por obra de su autor, porque decir Miranda es decir Decision Games, es decir S&T y eso no es poco. Y hablando de poco, su precio es más que razonable, en estos tiempos de crack técnico indefinido. Este pequeño card-driven, contiene detalles que le dan un chrome muy convincente, con decisiones del iluminado Führer, reglas de Stukas, la trascendente importancia del radar, etcétera, que nos llevarán a simular las jornadas más críticas del conocido en Inglaterra como Blitz.

Batlle of Britain, Richard Borg, PSC games. Remasterización del clásico de TSR que a su vez fue editado en castellano por NAC con una revisión y ampliación de reglas y el añadido de figuritas de plástico como no podía de otra forma tratándose de un diseño MemoirBorg. A pesar de que se ha tratado de agilizar los mecanismos e incluir escenarios que se pueden jugar en una o dos, esa es la teoría, la práctica es que si hay toque de queda, tendrás que hacer partida y fonda…

Black Cross/Blue Sky, John F Stanoch, Blue Sky Enterprises. La adaptación a tablero de un intensamente probado sistema de miniaturas, que se ha agilizado y vaciado, para que los tecnicismos no desvirtúen la rapidez e intuición que debe tener un juego en este medio, el conjunto permite manejar un buen número de acciones sin agobios y la puesta en escena de los componentes es poco menos que espectacular, en una época en que todo tiene que entrar por los ojos, aunque algunos lo hacen por el equivocado y este no es el caso, pues sin duda complacerá a los aficionados a este género, que no nos engañemos son nicho de nicho.

Seelöwe, John Young, SPI. Una anciana simulación de la planeada invasión de Gran Bretaña, que hasta ha tenido su reflejo en una revista española con resultados muy patibularios; en el supuesto que nos ocupa, podemos simular tres posibilidades, la de la Kriegsmarine, la de la Wehrmacht y una tercera que podríamos calificar de la Luftwaffe creando una pequeña bolsa a través de un desembarco paracaidista que nos reporte la victoria con una agotada y superada Inglaterra. Mecanismo y secuencia muy clásicos, con escaso chrome y unos componentes gráficos arcaicos. En sí, una curiosidad añeja sin solera. Para todos aquellos nostálgicos que anhelan piadosamente el retorno de la New Age ¡Punk is not future!

 

última actualización: 19 de septiembre de 2020