News

Page 1 of 21  > >>

May 17, 2020
Category: General
Posted by: walhalla44

Malta 1940-43

May 6, 2020
Category: General
Posted by: walhalla44

Red God of War, de Avalanche Press

Apr 28, 2020
Category: General
Posted by: walhalla44

Rumanía 1916

News from the fronline!
 

El avispero: Malta 1940-43

por Enric Martí

“Para el enemigo, la travesía de una parte a otra del Mediterráneo, partiendo de puertos italianos era de dos o tres días. Pero atravesada en la ruta se levantaba la isla de Malta, una verdadera fortaleza, se había convertido en un auténtico avispero”

 Winston Churchill

El día 11 de junio de 1940, un día después de que Italia declarase la guerra a Gran Bretaña y Francia, la isla de Malta a 80 km al sur de Sicilia, fue bombardeada por diez trimotores Savoia Marchetti SM-79, alcanzando el puerto de la capital La Valetta y el aeródromo de Hal Far. Ese mismo día la pequeña isla mediterránea sufrirá ocho ataques de manos de 40 bombarderos, escoltados por una escuadrilla de Fiat Cr-32, los célebres “Chirris” de nuestra guerra civil. Serán las primeras incursiones de las 3.340 que sufrirá y por la que recibirá el 15 de abril de 1942 la Cruz de San Jorge colectiva, en aras al estoico heroísmo del pueblo maltés.

saluting-battery-malta

Batería de Saludo del puerto de Malta (foto autor).

Los Tres Reyes Magos

El Estado Mayor británico había prescrito con anterioridad que la isla era indefendible en caso de ataque del Eje y además de la evacuación a Egipto de buena parte de su guarnición, familiares y aparato gubernativo. Por ello, la dotación defensiva era paupérrima: sólo 42 piezas antiaéreas de las 172 necesarias, ningún caza a pesar de las cuatro escuadrillas de Hurricane prometidas. En los almacenes de la Armada se encontraron cuatro Gloster Gladiator empaquetados, que con rapidez fueron ensamblados, el primero será derribado de inmediato; los tres restantes fueron bautizados por la muy católica población maltesa como Fe, Esperanza y Caridad. Los tres biplanos aguantarán con bizarría tres semanas hasta que lleguen su ayuda cuatro Hurricanes, formando la Escuadrilla 261. Del trío sólo sobrevivirá el primero y en la actualidad está expuesto en una angosta sala del Museo de la Guerra, en el Fuerte de San Telmo de La Valeta. El 13 de julio de 1940 su piloto el teniente George Burges recibía la Cruz de Piloto Distinguido por los seis derribos conseguidos a sus mandos.

gloster-gladiator-malta

Combate aéreo sobre Malta.

El otoño transcurrirá con idéntica rutina, caracterizado por la falta de empuje y garra italiana, cuyas bombas eran poco eficaces contra edificios y buques. La situación cambió el 10 de diciembre, cuando se envió a la cercana Sicilia el Xº Fliegerkorps (Geissler) de la Luftwaffe, ante la inmediata llegada del Afrika Korps de Rommel a la Libia fascista. Una de sus primeras víctimas en enero del 41, fue el portaviones Illustrious que quedó inutilizado durante mes y medio. En febrero el X FK es reforzado por la 26.ª escuadra (JG 26) de caza, equipados con Bf109E claramente superiores a los Hurricanes, hecho que obligará a los británicos a remitir Hurricanes Mk II armados con cañones que formarán las escuadrillas 126 y 185.

fe-en-museo-san-telmo-foto-autor

El Faith (Fe) en el museo de San Telmo (foto autor).

El resto del invierno el Eje, gozo de una ventaja de 7 a 1 en aparatos, pero el nuevo mando aéreo de la isla, comandante Hugh Lloyd, reforzado con nuevos envíos de Hurricane, Beaufighter y Blenheim IV paso al contraataque contra el tráfico marítimo italiano al que desangraban desde los aeródromos de Luqa, Takali y Hal Far, llegando a hundir, pasado el verano, más del 60% de los suministros destinados al Norte de África. El yernísimo Conde Ciano declaró a Hitler que se iban a detener los convoyes “Porque los ingleses en Malta nos exterminan”.

pipistrello-gran-puerto

Un S-81 Pipistrello bombardea el gran puerto. 19 de junio de 1941.

Pero antes de este inesperado resurgir, los áridos islotes de Malta, Gozo y Como se iban a convertir en una de las áreas más bombardeadas de todo el conflicto, en el llamado Invierno Negro es que la población sufrió lo indecible, no sólo por la escasez y que eran la última prioridad a la hora de recibir suministros, sino porque las autoridades les impedían emplear herramientas y materiales que pudieran ser utilizados en la fortificación del litoral ante una más que probable invasión. Hombres, mujeres y niños cavaron refugios de circunstancias por los más peregrinos medios y todo hay que decirlo con una destreza digna de encomio, como puede contemplarse en la actualidad en Vittoriosa, en el refugio museo de Malta at War, lo que no fue óbice para que centenares de malteses fueran enterrados vivos por la virulencia de los ataques. En febrero los bombarderos Wellington abandonaron sus bases, en las que sólo quedaban una decena de Hurricanes, que a mediados de marzo ante la llegada de JG 53 dotada de Bf109 F y los Maccchi C.202 italianos, la isla deberá ser reforzada con una escuadrilla de Supermarine Spitfire Mk V, que desde las cubiertas del portaviones Eagle llegaron en vuelo a Malta formando las Escuadrillas 601 y 603.

hurricane-museo-aviacion-malta

Hurricane en el museo de la aviación de Malta (foto autor).

En marzo llegarán otros 47 ejemplares del excelente caza inglés desde la cubierta del portaviones Wasp, a su llegada con los depósitos vacíos fueron el blanco de un ataque alemán que destruyo treinta antes de que pudieran ser reabastecidos para alzar el vuelo y enfrentarse a los asaltantes. El 9 de mayo llegarán 60 más por medio del Eagle y el Wasp y esta vez serán reabastecidos de fuel y munición a tiempo de entablar una gigantesca batalla aérea que hará declarar al recién llegado as Dennis Harhman, “La batalla de Inglaterra me pareció en comparación un juego de niños…”

mc202-malta

Un Mc 202 derriba un Spitfire sobre Malta.

La intensidad de la lucha se irá diluyendo por declinar otras prioridades y en octubre el mariscal Kesserling dará el canto de cisne, reanudando los ataques el día 11 cosechando 42 pérdidas a cambio de 27 británicas, con lo que la letal regla de tres le llevo a desistir de su empeño el día 18. En noviembre uno más de los convoyes, entraban en el Gran Puerto esta vez sin pérdida alguna, el segundo Gran Asedio había terminado con 1540 malteses muertos, 1850 heridos de gravedad y 1820 de diversa consideración. Por su parte la RAF perdió 547 aviones en combates aéreos y un centenar más en tierra. el Eje acusaría unas pérdidas de 570 aparatos en sus pertinentes raids sobre la isla que se resistía a morir. El 13 de septiembre de 1943, el monarca Jorge VI visitaba la isla fortaleza como agradecimiento y testimonio de la lealtad y valor del que los malteses serán famosos largo tiempo en la historia, según sus propias palabras.

derribo-1000-malta

El jefe del 249º escuadrón se anotó el derribo número 1000 de los defensores de Malta.

Operación C3

Desde finales de 1941 se empezó a trazar planes para la invasión de la isla. Para ello se concentraron los llamados FNS (Medios Navales Especiales) que comprendían los cruceros Bari y Tarento, el transporte de carros Aspromone, diez cargueros y una flotilla de 120 pequeñas embarcaciones de transporte de tropas. El componente terrestre estaba compuesto por las divisiones Superga (Lorenzelli), Friuli (Carboni) y Livorno (Kyrie), cuatro batallones de Camisas Negras, una agrupación de Granaderos de Cerdeña y en vanguardia el regimiento de infantería de marina San Marco.

Se consideró que, por lo abrupto del terreno en cuanto a acantilados se refiere, la costa suroeste sería ideal para el desembarco, pues según un exhaustivo reconocimiento aéreo intensamente acotado era el sector menos guarnecido (Está estaba compuesta por unos 4000 efectivos, más servicios y voluntarios).

operazione-c3

Operazione C3 en un mapa italiano de la época.

Operación Herkules

A tenor de la reunión mantenida por Hitler y Mussolini el 29 y 30 de abril de 1942, los anteriores planes italianos fueron expropiados y modificados a conveniencia de los alemanes para llevar a cabo la invasión el julio de ese año bajo el mando del general Kurt Student y su XIº Cuerpo aerotransportado, junto a elementos de la División paracaidista italiana Folgore y el Rgto. San Marco. En sí era un plan muy parecido a la Operación Merkur (Invasión de Creta) en el que los paracaidistas debían tomar el dominio de la isla antes de que llegarán elementos anfibios a consolidar el terreno.

Los medios navales consistirían en los acorazados Andrea Doria, Littorio, Caio Dulio y Vittorio Veneto, doce cruceros y 21 destructores. Las zonas de lanzamiento se concentraban entre Siegewi y Orendi, apoyados por el oeste por el desembarco de los infantes de marina italianos. La nota anecdótica es que en el Orden de Batalla del segundo escalón figuraba un batallón de carros soviéticos capturados KV 2, que con sus gigantescos cañones de 152mm molerían cualquier fortificación calcárea que encontrarán, a sabiendas que los británicos no poseían ninguna arma antitanque capaz de perforar el blindaje de los mastodontes rusos. Como hemos visto en el capítulo anterior, el endiosamiento de Erwin abortó la más que necesaria para el Eje ocupación de la siempre corsaria ínsula…

entrenamiento-desembarco

Entrenando para el desembarco.

El vía crucis de los convoyes

Por los avatares del conflicto, la isla se convirtió en el eje de intersección de los convoyes que desde Italia suministraban a las tropas del Eje que pugnaban por alcanzar el canal de Suez y de allí los vitales campos petrolíferos de Oriente Medio. La Fuerza K fondeada en la misma dará buena cuenta del convoy Duisburg en noviembre de 1941, que aniquilará en su totalidad. El 21 del mismo mes partirá el convoy Beta, que al anochecer encaja el torpedeamiento del crucero Trieste por el submarino Utmost, teniendo que buscar refugio en la siciliana Messina no sin antes recibir otro torpedo de manos de la RAF. Le seguiría en su éxodo el crucero Abruzzi; a pesar de ellos dos mercantes lograrán entrar en la rada del puerto libio de Bengazi. Les seguirá el convoy Maritza que perderá dos mercantes en el sufrido intento de suministrar al siempre pataleante Rommel y sus delirios de starlet bellum. Tras tan costosas pérdidas se iniciará el proyecto de cargar los cruceros con lo que se pudiera, iniciando la Odisea el crucero Cadorna, le seguirán el 10 de diciembre el Giussano y el Barbiano con sus cubiertas repletas de bidones de combustible. Son detectados por una escuadrilla de destructores y torpedeados frente al tunecino cabo Bon. La pira funeraria se llevo con ellos más de mil abnegados marinos…

incrociatore-trieste

El crucero pesado Trieste.

Ese mismo mes de diciembre, el día 17 tuvo lugar la batalla de encuentro de Sirte, en que flotas de protección de ambos bandos abandonaron su cometido para enzarzarse en un cañoneo irresoluto, pero que puede decirse que la flota italiana salió victoriosa gracias a la superioridad manifiesta de sus tres acorazados: Littorio, Doria y Cesare.

El primer convoy que llevo el sustento necesario para mantener operativa la base aeronaval, guarnición y habitantes fue el Tigre en noviembre de 1941, aunque perdió dos mercantes y el destructor de escolta Jervis. Se irán alternando los envíos con suerte diversa, pero la situación interna era acuciante y más en una población civil que en nada era partícipe en la lucha del fascismo contra la potencia ocupante desde los tiempos napoleónicos, que en poco o en nada les había beneficiado a pesar del posterior aparato propagandístico, no a la gente normal no le resulta grato ver laminadas sus casas, sus campos, sus lugares de trabajo, etcétera por mucha banderita ajena que les coloquen pasada la Tormenta…

cesare-diciembre-1941

El acorazado Cesare durante la operación M42. Diciembre de 1941.

En marzo de 1942 se alivió la situación de la isla al llegar desde Alejandría un nuevo convoy, escoltado por los cruceros Penelope, Carlisle, Dido, Cleopatra, Euryalus y 17 destructores, pronto descubierto por un submarino italiano que alertó a las bases de Tarento y Messina desde las que zarparon el acorazado Littorio y los cruceros Trento, Gorizia y Bande Nere al mando del almirante Angelo Iachino. Los ingleses del almirante Vian le salieron al encuentro produciéndose la segunda batalla de Sirte, sin trascendencia pues sólo fueron alcanzados sin gravedad varios destructores, el crucero Cleopatra y el acorazado, aunque más tarde la aviación hundió dos mercantes y dos más se hundirían en el gran Puerto de Malta.

hms-centurion

El HMS Centurion.

En junio tras reforzar la isla con los aviones llegados de los portaviones Wasp, Argus y Eagle se iniciará de nuevo desde Egipto y también de Gibraltar, la operación Vigorous-Harpoon con el vetusto acorazado Centurion (que se trataba de hacer pasar por el Anson), los cruceros Arethusa, Birmingham, Hermione y Newcastle, 25 destructores que darían escolta a once mercantes que zarparon de Alejandría, mientras desde La Roca hacían lo propio los portaviones Eagle y Wasp, el acorazado Malaya, los cruceros Liverpool, Kenya, Charibdys y Cairo, la correspondiente dotación de destructores que darían escolta a seis mercantes.

eagle-hundiendose

Hundimiento del Eagle.

Para los primeros desde Tarento zarparon los acorazados Littorio y Vittorio Veneto con los cruceros Trento, Garibaldi, Aosta y Gorizia, con la novedad que el destructor Legionario llevaba radar instalado por los alemanes. Desde Palermo operaban los cruceros Montecuccoli y Savoia y 500 aparatos dispuestos a no dejar un buque a flote. El día 15, tras hundir dos destructores y tocar de gravedad al Newcastle y al Birmingham el almirante Vian tomó la decisión de virar para retornar a Alejandría, no sin que antes el submarino alemán U-205 hundiera al Hermione y averiase de gravedad al Arethusa. La vertiente occidental es atacada por el almirante Da Zara el día 16 en aguas de la isla de Pantelaria, averiando los destructores Bedouin y Partridge, al petrolero Kentucky y a un mercante, logrando internarse la rada del puerto maltés sólo los mercantes Troilus y Orari. Por su parte, los italianos sufrieron la avería el día 15 del crucero Trento alcanzado por la aviación aliada que lo dejo casi al pairo. Al día siguiente el submarino británico Umbra lo remata con dos torpedos. Ese día también será alcanzado el acorazado Littorio con una bomba y un torpedo en la proa que no le causarán daños de gravedad, pero si lo suficientes para que los italianos y alemanes den por finalizada la costosa cacería.

littorio-bajo-ataque-bombas-vigorous

El Littorio es sometido a un ataque aéreo el 12 de junio de 1942 durante la batalla contra el convoy Vigorous.

Pedestal

El 7 de agosto de 1942, aparecía frente a la bahía de Algeciras el mayor convoy visto hasta la fecha en el Mare Nostrum, formado en cinco columnas y con la escolta de los portaviones Eagle, Furious, Indomitable, Illustrious y Victorious, siendo el buque insignia del almirante Syfrett nada menos que el poderoso acorazado Nelson acompañado de su gemelo Rodney; siete cruceros pesados y sus correspondientes destructores para proteger a una quincena de mercantes, con rumbo a la isla de los Caballeros de la Religión. Tan gigantesco despliegue era esperado por una doble línea de submarinos, la primera de Cerdeña a Argelia con seis italianos y dos alemanes y la segunda de Sicilia a Túnez con nueve italianos; 784 aviones y los cruceros Gorizia, Bolzano, Montecuccoli, Savoia, Trieste y Attendolo.

El convoy Pedestal en un noticiario británico de la época.

El día 11 el submarino U-73 (Rosembaum) lanzo una andanada de cuatro torpedos contra el Eagle, que sólo tardo ocho minutos en irse al fondo llevándose consigo 250 de sus tripulantes. Al día siguiente atacarán los Junkers Ju88 alemanes, sin resultado aparente y perdiendo un par de aparatos en la intentona. Les sustituyeron los Savoia SM79 italianos sin mejor suerte y por último en esa jornada hubo una serie de ataques conjuntos que lograron hundir al carguero Decaulion y averiar al Victorious, al Indomitable y al Formidable y al Illustrious.

Llegada la noche la cosa se agravó con la aparición de los submarinos. El italiano Axum hundió el crucero Cairo y averió al Nigeria y al petrolero Ohio; el Alagi a los mercantes Ferguson y Brisbane. El amanecer trajo el hundimiento del Empire Hope y Glenorchy por la Luftwaffe, mientras el submarino Bronzo daba cuenta del petrolero Wairangi; por último, el submarino Alagi, haciendo horas extras, torpedeó al crucero Kenya que a velocidad reducida prosiguió protegiendo al diezmado convoy con bizarría.

alagi

El submarino Alagi.

La siguiente noche, la del día 13, atacaron en masa las lanchas rápidas del Eje y mientras las alemanas averiaban seriamente al mercante Rochester, los italianos no se quedaban atrás y hacían lo propio con el crucero Manchester y los cargueros Lykes, Almeria y Santa Elisa y su aviación despachaba al Wainamarama, todos enviados al fondo del mar ¡Goleada de escándalo! Por el bando italiano se perdieron los submarinos: Dagabur y Cobalto y  los cruceros Attendolo y Bolzano son alcanzados por torpedos.

entrada-gran-puerto

Entrada del gran puerto (foto autor).

El alba del día 14 amenazaba con un nuevo calvario, al ser alcanzado de nuevo el Ohio, al que ya se habían estrellado sobre su cubierta dos Stukas ¡Chúpate esa Yamamoto, dónde estén los kamikases prusianos, aunque sea por puro accidente…! Pero no, a las seis en la paralela del fuerte de San Telmo al sur de La Valletta enfilaban a todo lo que daban sus destrozadas máquinas cuatro mercantes; a intervalos y renqueando les seguirán sie,te más. Pero el momento de delirio emotivo colectivo y sobradamente justificado ocurrirá el día 15, a las once de la mañana, cuando el Ohio entraba a remolque en el Gran Puerto con su heroica tripulación formada en cubierta, ante los muelles abarrotados de paisanos de todas las edades. Soldados, marinos y pilotos aplaudían, lloraban y se abrazaban, hasta hubo quien con alguna copa de marsala de más, aseguro haber visto al caballero Jean Parissot de La Valette maldecir al Gran Turco y desafiar a Solimán a duelo singular…

Stukas sobre el Burgo

El 10 de marzo de 1942 se internaba en Malta el portaviones Illustrious tras ser seriamente dañado en su misión de escolta. A la mayor brevedad se trataba de reparar lo esencial en los talleres de la French Creek, sitos en la ensenada del muelle Parlatorio entre Vittoriosa y Senglea. Seis días más tarde recibió la poca grata visita de 70 Junkers Ju87, la artillería antiaérea del Gran Puerto junto a la del buque tendieron una cortina de humo, a la lucha también se unieron los cazas Fulmar del mismo y los Hurricanes de la guarnición. El navío sólo recibió un impacto en la cubierta a cambio de diez Stukas derribados en menos de una hora de frenética lucha sobre tan reducido espacio urbano, que dejo 53 muertos y una cifra similar de heridos.

plano-defensa-aerea-war-room-malta

Plano defensa aérea (foto autor).

La noche del 23 el gran buque, aprovechando la oscuridad de la noche, partió dirección este hasta alcanzar el puerto de Alejandría, dónde seguirá sus trabajos de puesta a punto a salvo de los emisarios de Goering.

Avanti Savoia

El 26 de julio de 1941, la Xª Flotilla MAS (Mezzi d´Assalto Speciale) realizo una temerario ataque sobre el Gran Puerto de Malta con las Lanchas torpederas 451 y 452, seis Barchini (Lanchas suicidas), que antes del impacto su conductor las abandonaba utilizando el respaldo como flotador) y dos Maiale (Torpedos humanos, tripulados por dos buceadores) al mando del comandante Moccagatta.

 barchini_esplosivi

Un barchini explosivi.

El plan consistía en que los Maiale volarían las redes que bloqueaban la entrada colgadas desde un puente cercana a Punta y una vez obtenida la brecha por la misma se lanzarían los Barchini para impactar sobre cualquier buque fondeado en el interior del seguro puerto, mientras las lanchas trataban de crear la mayor confusión posible desde el exterior. El tripulado por el capitán Teseo Tessi logró su objetivo, con tal éxito que el puente se vino abajo imposibilitando la entrada por ese punto. Aún así los Barchini cargaron sobre la bocana de su derecha, visto desde mar adentro…Fueron detectadas por el Radar, pero la artillería de costa de San Telmo no abrió fuego hasta tenerlas a cortísima distancia; en la primera andanada murieron quince italianos. El Torpedo de Baria y Costa perdió el rumbo y sus tripulantes nadaron hasta St George al norte donde fueron capturados al igual que su máquina, que causo gran asombro entre la guarnición de la isla.

Las lanchas MAS fueron destruidas cuando se replegaban a Sicilia por una Escuadrilla de Hurricanes, una de ellas a la deriva fue remolcada hasta el puerto por un hidroavión británico, como grotesco botín con un evidente deja vú de los tiempos de los Grandes Maestres de San Juan. En sustitución del caído comandante Moccagatta tomó el mando Ernesto Sforza que reorganizo la diezmada unidad, que tantos problemas había ocasionado desde Gibraltar al Egeo, pasando por Alejandría.

Ambigüedad de Aquiles

No hace falta ser un lince para intuir que la no conquista de Malta es una de las muchas razones de la inexorable derrota de los totalitarismos de corte fascista a mediados de los años cuarenta del pasado siglo. Los fundamentos para esta sinrazón estratégica no siempre han sido expuestos con mediana claridad y en frecuentes ocasiones con una ingenuidad apabullante, como el no querer arriesgar una tropa de elite como los paracaidistas para tal fin, en cambio según parece emplazarlos entre las ruinas de un remoto monasterio entre Nápoles y Roma (Montecasino) les parece idóneo o su ubicación en un llano pantanoso (Seelow) ante la embestida del vengativo rodillo soviético en las postrimeras del Imperio de los mil años, es divino de la muerte y nunca mejor escrito…

Ataque a Malta en un noticiario italiano de la época.

La aparente realidad es menos pletórica y tiene como facto facturum a un ídolo de multitudes, nada menos que a Erwin Rommel, que movió Cielo y Tierra, al fin y al cabo era el niño mimado del Führer, para que todos los recursos acumulados para la invasión le fueran transferidos, contra la opinión de su inmediato superior el mariscal Kesserling y la totalidad del Estado Mayor italiano que por aquel entonces ya se veía como una grotesca marioneta de los designios de los amici tedesci. Tal punto llego su ansia de notoriedad que convenció al propio Duce de la gloria sin parangón que supondría al fascio la conquista del curso bajo del Nilo, el cual se dejó convencer y se trasladó a tierras libias, donde durante dos semanas se entretuvo ensayando sobre un corcel blanco impoluto su desfile triunfal a la sombra de las milenarias Pirámides de Gizah. Pero el frente se estancó en El Alamein todo el verano; cansado de esperar, volvió a la Ciudad Eterna decepcionado y callado. Sobra decir que el resto de las unidades y recursos que de forma tan ilícita había tomado prestados para su último impulso en El Alamein jamás los devolvió como bien había asegurado y apalabrado. Hitler para evitarse las justas reclamaciones del agravio de saltarse la cadena de mando, ascendió a Erwin al rango de mariscal. Por lo que a la vista de los hechos fehacientes sería más adecuado cambiar lo de “Zorro” por “Caniche” o en su defecto “Chihuahua”, vamos, un perrito faldero, en concreto del Partido nazi…

Bibliografía

La S.G.M en el Mediterráneo, s/a, Club amigos de la historia.

Reflexiones sobre la segunda guerra mundial, Mariscal Kesselring, Luis de Caralt.

El gozne del destino, Winston Churchill, Los libros de nuestro tiempo.

La guerra naval en el Mediterráneo 1940-1943, Luis de la Sierra, Juventud.

La guerra aeronaval en el Mediterráneo, Luis Carrero, Idea.

Batallas navales de la segunda guerra mundial, Hans Jacobsen, Plaza & Janés.

Los raids de la décima flotilla MAS, Esteban Pérez, Platea.

La lucha por el Mediterráneo Col III Reich, VVAA. Rombo.

Así fue la segunda guerra mundial, VVAA, Noguer.

El Mediterráneo en la Segunda Guerra Mundial, Esteban Pérez, Salamina.

 

última actualización: 17 de mayo de 2020.