News

Page 1 of 6  > >>

Nov 11, 2018
Category: General
Posted by: walhalla44

Somme 1916.

Nov 4, 2018
Category: General
Posted by: walhalla44

Abisinia, 1935-1941

Oct 29, 2018
Category: General
Posted by: walhalla44

Rey de Reyes: Abisinia 1935-1936

News from the fronline!
 

La ciudad de las bombas

Barcelona en la guerra civil

por Enric Martí

“No quiero infravalorar la magnitud del castigo que cae sobre nosotros, pero confio que nuestros conciudadanos serán capaces de resistir como lo hizo el valiente pueblo de Barcelona”

 Winston Churchill, en los días más severos del Blitz.

Por todos es sabido que el estallido de la guerra civil destapo los odios más atávicos y ancestrales dormidos desde antaño aunque siempre a una micra de la erupción, pero el sentimiento de Cruzada del bando golpista tenía como objetivo prioritario Cataluña y como justa y obvia presa de guerra: Barcelona. En los tiempos de preguerra diarios como el Imparcial afirmaban en su editorial: Antes de darles la autonomía la guerra… tampoco se quedaba corto el fascista Ramiro Ledesma que azuzaba al ejército para una acción en fuerza: Falta esta prueba a los catalanes separatistas; el heroísmo. Carecen de ejecutorias guerreras y por eso el resto de España debe obligarles a batirse.

Plaza Cataluña, julio de 1936

Veamos a continuación unos breves episodios que forman un compendio de la Ciudad Condal en esos dramáticos y por casi todos repudiados tiempos de la insensatez colectiva:

Día cero.

El lunes 19 de julio de 1936 se produce la sublevación en los cuarteles de la ciudad vigilados desde la víspera por las milicias anarquistas a las cuales la Generalitat ha declinado entregarles armas, pero estas han asaltado armerías e incluso un tren en vía muerta en las actuales Marina/Meridiana cargado de obsoletas armas destinadas a la fundición: tercerolas, Winchester, etc. que les aportarán ese aire panchovillista que dará la vuelta al mundo.

La primera guarnición en marchar hacia el centro es la del Bruc (Pedralbes), por la Diagonal se les unen voluntarios falangistas y unidades de caballería del Numancia. Pronto se dividen en dos columnas, una por las actuales Josep Tarradellas, Paral.lel será interceptará en Ronda Sant Pau por Guardias de Asalto apoyados por las milicias del Poble Sec, de Sant Antoni y Raval. La otra seguirá por Diagonal para enlazar con la columna proveniente del cuartel de Gerona, teniendo que batirse encarnizadamente en el llamado Cinc d´Oros (Diagonal/Pº de Gracia).

La columna del cuartel de Lepanto (Actual Ciudad Judicial) marcha por la Gran Vía y encuentra una enconada resistencia en la Plaza España. Será finalmente frenada en la Plaza de la Universidad, a escasos 300m de su destino, la Plaza Cataluña. Del de San Andrés, en el barrio del mismo nombre, salen dos columnas, una motorizada que tras un peregrino itinerario es emboscada en Córcega/Bruc y diezmada por las milicias de Gracia, Vallcarca y los omnipresentes Guardias de Asalto. El otro contingente escogerá un itinerario más ortodoxo, a través de la Plaza de Las Glorias y calle Diputación, dónde mantendrán un combate de varias horas en la intersección de Pau Claris refugiándose finalmente junto con restos del Bruc en el convento de los Carmelitas que finalmente será asaltado el día siguiente masacrándose civiles, militares y personal eclesiástico. Por último, el oficial al mando de la columna del cuartel de los Docks (Wellington/Av. Icaria), capitán López Varela, es herido y capturado en Marqués de Argenteria y sus integrantes dispersados por las milicias de La Barceloneta.

La jornada se decide en la Plaza Cataluña, dónde los sublevados se han hecho fuertes en el Hotel Colón, Círculo Militar y Maison Dorée. A primera hora de la tarde, la Guardia Civil en doble columna asciende por Vía Layetana, haciendo alto en Jefatura para declarar su adhesión al orden establecido. Tras ello, la caballería girará por c/Condal hasta Puerta del Ángel y otro escuadrón seguirá por Santa Anna hasta Las Ramblas. Cuando el grueso siga por la Vía Layetana y gire por Fontanella, apareciendo en el corazón de la ciudad por tres arterías todo estará perdido para los sublevados: la benemérita no puede impedir que turbas de exaltados ejecuten in situ a los oficiales que han depuesto las armas.

combates en Barcelona. Julio de 1936

El general Goded, que tras triunfar el golpe en Mallorca ha volado hasta Barcelona a bordo de un hidroavión, tratará de invertir la desfavorable situación desde los edificios de Capitanía de Portal de la Pau, mientras en Las Ramblas bullen de voluntarios dispuestos a asaltarlos. En uno de ellos, a la altura de Nou de La Rambla, muere Francisco Ascaso: el anarquismo ya tiene a su primer mártir. Finalmente, tras múltiples asaltos rechazados Goded es capturado, mientras las Atarazanas resistirán una jornada más.

El día 21 se establece en la escuela Náutica (Plaza Palau) el Comité Central de Milicias. Dos días más tarde, embarcan los atletas que han participado en las Olimpiadas Populares. Menos de 300 se incorporan a las fuerzas que luchan contra la sublevación. El 11 del mes siguiente se celebra a bordo del Uruguay Juicio contra el general Manuel Goded y Álvaro Fernández como cabezas de la revuelta; ambos serán fusilados la jornada siguiente en Montjuic.

Vuelven los pistoleros.

El lunes 3 de mayo de 1937 se iniciaba en Barcelona un grave conflicto entre fuerzas de izquierdas: el PSUC, ERC por un lado y CNT y POUM por el otro, que pasará a la historia como “Els fets de Maig” (Los hechos de mayo). La chispa de esta pequeña guerra civil en el bando republicano es el intento de ocupación del edificio de la Telefónica de la Plaza Cataluña, en manos anarquistas hasta ese momento, siguiendo órdenes del agente soviético Antonov Ovsenko, con el brazo ejecutor de Eusebio Rodríguez. Pronto la lucha se generaliza, levantándose incontables barricadas, ocupando los anarquistas este primer día la plaza de toros de las Arenas. El martes, las zonas de fricción fueron la Plaza Palau, Parque de la Ciudadela, Sants, Clot, Sant Andreu, trasladándose por la tarde la lucha al Born y a la Estación de Francia, ocupada por los anarquistas.

El miércoles 5 ya no se pugna por la ocupación de centros oficiales bien guarnecidos, sino por la de las sedes de los partidos y organizaciones políticas. Las refriegas se extienden a primera hora por los barrios de Gracia, Gótico y Eixample; en este último morirá el dirigente de la UGT Antonio Sesé, concretamente en la calle Caspe. Una calle más arriba, en la Gran Vía, caerá poco después el mítico anarcosindicalista Domingo Ascaso y no lejos de ambos en Puerta del Ángel los líderes también anarquistas italianos Francesco Barbieri y Camillo Berneri. A última hora de la tarde atracan, provenientes de la base de Cartagena, los destructores Lepanto y Sánchez Barcaiztegui.

Barcelona, mayo de 1937

Barricadas en Barcelona. Mayo de 1937.

El día 6 será evacuado definitivamente el edificio de la Telefónica en cuyas plantas superiores todavía resistían núcleos libertarios. La lucha decrece en intensidad y se resume en esporádicos “paqueos” que sin embargo causan las irremediables bajas. Todas las partes promulgan el apaciguamiento salvo quizá los radicales Amigos de Durruti pero que, por su irrisorio número, no constituyen un factor desestabilizador por sí mismos. Alrededor de  las 20:30 llegan de Valencia 80 camiones repletos de Guardias de Asalto precedidos de dos Cías. motorizadas con blindados UNL-35, que entre viernes y sábado restablecerán la situación. Los combates dan un cómputo de 280 muertos y un número muy superior de heridos.

La Generalitat pasará a ser una subrogación de Gobierno Central, el anarquismo iniciará un claro declive y la desaparición del troskista POUM marcarán las consecuencias más indelebles y duras a las que seguirán purgas y represalias que señalaran al Partido Comunista como único interlocutor de la política interior y exterior de cuyo designios algunos alegan que al fin y al cabo era la URSS el proveedor más fiable y mayoritario de armamento y por causa efecto debían ser sus unidades las mejor pertrechadas por él mismo; esa era la piedra angular de su creciente poder. Como tantas veces en nuestro país, se olvidan que las citadas armas fueron compradas con el dinero de todos…

Élite delenda est

Durante los Hechos el palacio de la Generalitat fue custodiado por el Rgto. Pirenaico nº 1, formado en noviembre de 1936, que se distinguía por su disciplina y preparación de las unidades milicianas de corte anarquista.  Conscientes de esta diferencia, la apodaron: Los mai sortim (Los nunca salimos), en este país la formación técnica y entrenamiento en la labor a realizar nunca ha gozado de buena prensa y siempre es preferible las prisas y la improvisación sobre la marcha !La célebre ñapa! Al perder la citada Generalitat competencias la unidad fue agregada a la 43ª División de Bertrán, de órbita comunista. En la misma, sus miembros fueron objeto de medidas disciplinarias extremas: destinos y misiones suicidas. Un ejemplo claro de lo anterior es la muerte del héroe del Regimiento El Xandri que cubrirá con su fusil ametrallador la retirada de la unidad hacía Francia en los últimos estertores de la Bolsa de Bielsa.

Operación Nikolai

La eliminación del dirigente del POUM Andreu Nin fue planeada por el húngaro Moritsvotix (Gerö) y el ruso Feldvin (Orlov). El 15 de junio de 1937, es secuestrado en Canaletas por F. Valentí y J. Rosell y llevado directamente a la prisión de Alcalá de Henares. La noche del 22 se organiza una burda farsa por la cual un comando nazi formado por: l. A. I. F y M (Sólo se conocen sus iniciales, pero eran miembros del Bon. Internacional Thaelmann) lo rescatan de su cautiverio, perdiendo casualmente numerosa documentación que acreditaba su autoría y procedencia. En realidad, fue trasladado a un chalet propiedad de la esposa de Hidalgo de Cisneros, Jefe de la aviación republicana, donde, tras innumerables torturas, es asesinado por los citados más Escoy y dos españoles sin identificar. Su cuerpo será enterrado en un lugar sin localizar entre Alcalá y Perales de Tajuña. De inmediato el Komintern echará balones fuera llenando la zona republicana de pintadas ¿Dónde está Nin? ¡En Salamanca o en Berlín! El nivel de cinismo es pura maestría.

Las purgas al POUM no acaban con Nin: seguirán con el juicio abierto, el 11 de octubre de 1938, de J. Gómez (Gorkin). J. Arquer, J. Escuder, J. Andrade, E. Adroner (Gironella), D. Rebull (Rey) y otros. Se les acusaba de promover los Hechos, espionaje, colaboración con Burgos, derrotismo y traición. El juicio concluye el día 22 con penas que oscilan entre los 15 a 30 años de prisión. El trascurso de la guerra inhabilitará su aplicación práctica por parte de los implacables sicarios de Stalin.

Las columnas del miedo.

El 9 de marzo de 1938, el canciller austríaco Kurt Schussnig anuncia un referéndum sobre la posible incorporación de su país al III Reich alemán; Hitler ocupa Austria tres días más tarde. Mussolini, que en julio de 1934 había movilizado sus tropas fronterizas con los Alpes para defender la integridad del país vecino, en esta ocasión debe tragarse el orgullo ¡Que no es poco! y alegar que la citada movilización anterior se debía a la amenaza roja...

Paralelamente, el día 16 ordena al general Giuseppe Valle que trasmita de forma urgente al jefe de la Aviación Italiana en Mallorca, general Vincenzo Velardi: “Iniciar acción violenta sobre Barcelona con martilleo espaciado en el tiempo” su pataleta consistía en demostrar al orbe que era capaz de atemorizar una gran ciudad y Barcelona era idónea para ello, al carecer de cazas y tener una paupérrima defensa antiaérea incapaz de alcanzar la altitud de los bombarderos.

El mismo día 16, tres escuadrillas del Grupo 25 de bombarderos formadas por diez S-81 Pipistrelo (Murciélago) sueltan su carga en tres rondas de 50 minutos de diferencia, acción que repetirán en las dos jornadas siguientes. No tienen un objetivo concreto, ni mucho menos militar, salvo el de aterrorizar a la población en el denso y congestionado centro urbano. 44.000 Kilogramos  de bombas caerán sobre la hermosa ciudad de Gaudí en menos de 48 horas a lo largo de 14 ataques; sin que la aviación republicana haga acto de presencia, y algunos la apodaban La Gloriosa ¡Pues menos mal!

El jueves 17, a las 13:45, cinco Savoia S-79 Sparviero (Gavilán) al mando del comandante De Carlo, bombardean en paralelo a la Gran Vía a una altitud de 6.000 metros, acertando por macabra casualidad al camión del cabo Laporta, en el cruce con la calle Balmes: en su interior se trasportaban 4.000 Kg de trilita provenientes del castillo de Montjuic hacía la estación de La Sagrera con destino al ya cercano frente. La terrible explosión nunca vista, eleva una columna de humo a 250 m. que sorprende a los propios italianos, que posteriormente harán creer que poseen en su arsenal superbombas de aire líquido (En realidad fueron: 8 de 250 Kg, 24 de 100 y 25 incendiarias de 20). En la siguiente jornada, la D.C.A (Defensa Contra Aeronaves) afirmará haber derribado dos aparatos; algo totalmente falso. Buena parte de la población busca refugio en las faldas del Tibidabo o en el llano. Los muertos alcanzan el millar, entre los cuales hay 120 niños. El Conde Ciano “El yernísimo” reseña en sus Diarios «Los alemanes nos van a tener mayor respeto; Mussolini está satisfecho por el hecho de que consigamos suscitar el horror por nuestra agresividad, en lugar de complacencia con las mandolinas.»

Epifanías de Babel

El 28 de octubre de 1938, más de 300 000 barceloneses se arremolinaban en ambas aceras de la Diagonal y el Paseo de Gracia que culminaba en un monumental arco de laurel, en espera del desfile de despedida de las Brigadas Internacionales. A los veteranos supervivientes les precedían un batallón de infantería, otro de infantería de marina, secciones de defensa antiaérea y de artillería de costas, cerraba el alarde los heridos y mutilados. Sobre sus cabezas hizo acto de presencia la aviación republicana obviamente como homenaje a aquellos incondicionales que hicieron suya nuestra lucha, pero también para evitar la visita de comensales no invitados, es decir, la Cóndor y la Regia Aeronautica. Los civiles estaban atónitos por el número de aparatos ¿Dónde estaban siete meses antes?

En la tribuna de Plaza Cataluña, Dolores Ibárruri “La Pasionaria” pronunció su más emotivo discurso del que extraemos estas escuetas palabras que 80 años después todavía estremecen: «Hoy se van muchos, millares se quedan, teniendo como sudario la tierra de España»

Un jueves de invierno

Tras la incontestable derrota en Borjas Blancas, el camino a la ciudad esta expedito. Sus fuerzas defensoras sólo existen en los mapas del siempre teórico Vicente Rojo que sólo logrará traer de la Zona Centro a la 196ª Brigada, el 21 de enero de 1939. La apresurada voladura de los puentes del Llobregat sólo representa un contratiempo para los invasores que toman innecesarias precauciones ante una ciudad aparentemente desierta y realmente carente de fuerzas defensoras dignas de tal nombre.

El Cuerpo de ejército marroquí de Yagüe encontrará la única resistencia de un Bon de ametralladoras que resistirá hasta ser masacrado hasta el último hombre; hará su entrada por el Sur tomando como eje la Gran Vía. Subirá al renombrado Montjuic por la actual Zona Franca y liberará a los 1200 prisioneros que los hombres de la 43ª División habían dejado con las celdas abiertas, con el aviso de que los suyos ya llegaban. Los del de Navarra de Solchaga encuentran resistencia en Esplugues: la gran mayoría de muertos republicanos lo serán después de haberse rendido. El grueso hará su entrada descendiendo de la sierra de Collserola por Vallvidrera y la Rabassada.

Es a partir de las doce del mediodía del 26 de enero que las tropas de Franco ponen los pies en el suelo urbano de Barcelona. En él mismo sólo unos blindados BA6 intercambiaban unas salvas de cañonazos con sus enemigos en la zona de Sarria-Bonanova, después descienden por Muntaner y Balmes para luego seguir la Gran Vía en dirección al último puente sobre el Besós que todavía no ha sido volado por los hombres de Tagüeña. Los carros de combate nacionales avanzan con sigilo buscando evidencias del minado de la ciudad, pues seguramente han sido alertados por la quinta columna del plan anarquista para dinamitar los puntos más representativos de la ciudad. El complot fue previamente abortado al serles negada la entrada al gigantesco depósito de explosivos sito bajo la Plaza Molina, en el túnel de los ferrocarriles de la Generalitat.

A primera hora de la tarde las tropas de la 3ª Div de Asensio, 4ª de Alonso Vega y 5ª de Bautista Sánchez alcanzan la Diagonal. Muchas columnas son guiadas por oficiales catalanes en las unidades franquistas sus homólogos no dejan de preguntarles ¿Dónde está el Ritz? bajando por la citada avenida, giran hacia Plaza Cataluña dónde enlazan con las tropas de Yagüe, concretamente con la 13ª de Barrón y la 105ª de López Bravo. Todavía hay rezagados republicanos que almuerzan tranquilamente en la ciudad hasta que son alertados de lo apurado de su situación personal.

Agregado a los dos cuerpos también hay una agrupación de Flechas del CTV italiano de Gambara. El resto de potentes unidades se encontraba más al Norte, concretamente en el Vallés, con la misión de cortar la retirada republicana en la marinera población de Badalona, se verán retrasadas de su cometido por la efímera resistencia de apátridas internacionales acantonados en Pins del Vallés (Sant Cugat) que esperaban algún país de acogida, por estar sus naciones gobernadas por regímenes fascistas. La víspera había llegado Andre Marty “El carnicero de Albacete” con un cargamento de armamento ligero para solicitar un último servicio a la República y a sus desbordados camaradas. Como de costumbre, el petulante Duce quedará absorto ante la evidencia de que la presa había escapado una vez más y es que su rimbombante “guerra celere” sufría un reincidente “flato” en las ocasiones más inoportunas  y será en el estío del  año siguiente cuando el “Doctor Winston” le apliqué un tratamiento de choque a tan obnubilada dolencia…

carros_en_barcelona

Entrando por la calle de Sants un requeté le comentó a otro ¡Mira si son organizados los catalanes que ya sabían el día que entraríamos y le han dedicado una calle! su compañero le replica ¡Y les ha dado tiempo a pesar de las carencias a fabricar los letreros en mármol! Efectivamente en el barrio de Hostafrancs existía y existe una calle llamada del 26 de enero, pero no conmemora el año 1939, sino el de 1641 fecha en que las milicias catalanas derrotaron a los Tercios Viejos en las faldas del cercano Montjuic, dando inicio a la Guerra dels Segadors…

Mala vida y destino

Las tropelías no se hacen esperar y el día 27 ya se inician los fusilamientos en el Campo de la Bota (en la actualidad es el Fórum de las culturas) serán diarias las sacas de madrugada hasta el año 44, fecha que la progresión de la guerra europea aconsejaba un tono prudente, aunque las crueldades de uno y otro tono no se desvanecen hasta 1952, con la celebración del Congreso Eucarístico. Los presos se amontonan en La Modelo, Las Corts, Montjuic y los campos del Poblenou y Valle Hebrón.

Las penurias de esos años hacen proliferar el mercado negro, llamado estraperlo, por Strauss y Perl (Straperl) que en 1934 protagonizaron un escándalo en España por su fraudulento método en la ruleta. Pequeñas y grandes fortunas se generarán en esos tiempos y como de costumbre sólo el pez pequeño caerá en las redes de la Justicia. No obstante no debe tenerse a las autoridades como cómplices necesarios de todas las fraudulentas actividades, valga como ejemplo el Gobernador civil Antonio Correa, que en 1943 confiscará un gigantesco cargamento de aceite de oliva proveniente de Jaén con destino a la moribunda Italia fascista.

El 13 de agosto de 1940, era capturado en Francia por agentes de la Gestapo el Presidente de la Generalitat Lluís Companys y trasladado a España al mes siguiente, dónde ingresará en los calabozos de la Vía Layetana con los consabidos tratos humanitarios de rigor… El 3 de octubre se celebra su pantomima de Juicio a cuyo fin declara “Espero morir sereno y con dignidad por mis ideales de siempre y sin atisbo de rencor” el día 15 es llevado al foso de Santa Eulalia en el castillo de Montjuic; pide la gracia de morir descalzo tocando son sus pies la tierra y se dirige al pelotón con voz pausada “Se asesina a un hombre honrado” tras ello grita con su último aliento ¡Por Cataluña!

Siembras y cosechas

En agosto de 1936, un titular de La Publicidad exponía que los golpistas tratan a los catalanes de extranjeros y tratan de explotar esa fobia en búsqueda de adeptos a su causa, otros rotativos como el ABC declaraban a su vez: Es inútil ocultar que hay muchos lugares en España que acusan un acrecentado rencor contra los catalanes. El público y notorio beodo general Queipo de Llano exponía a su vez desde sus esquizofrénicas locuciones radiofónicas desde Sevilla: Convertiremos Madrid en un vergel, Bilbao en una gran fábrica y Barcelona en un inmenso solar…

Portada de la Vanguardia, 27 de enero de 1939

Portada de La Vanguardia, 27 de enero de 1939.

Dos años más tarde la Falange modificaba una estrofa de su conocido himno: Catalán, judío y renegado, pagarás los daños que has causado. Arriba escuadras a vencer, que en España empieza a amanecer. Y a partir de este punto: insustancial resultaría decir nada más porque ya todo se ha dicho.