News

Page 1 of 17  > >>

Oct 19, 2019
Category: General
Posted by: walhalla44

Nuevo mapa y fichas para Alihuatá 1933

Oct 9, 2019
Category: General
Posted by: walhalla44

Subidos listados actualizados

Sep 24, 2019
Category: General
Posted by: walhalla44

Polonia 1939

News from the fronline!
 

Arnhem 1944

La casa por el tejado. Arnhem 1944

por Enric Martí

 

“A los burócratas no les gusta reconocer errores. Los historiadores británicos de la versión oficial reaccionaron como siempre: interpretaron una derrota en el campo de batalla como un magnífico hecho de armas”

 Cornelyus Ryan

“Señor, me duele decirlo, pero temo que Montgomery esté tras de mi puesto”, le escribió el Comandante Supremo Aliado Dwight D Eisenhower al rey Jorge VI de Inglaterra, durante la campaña de Normandía. El rey le respondió: Me alivia en gran manera. ¡Pensé que andaba tras el mío! La citada campaña acrecentará no sólo el ego insondable, sino el rencor poco disimulado del británico y más después de que su archi-rival en cuanto a narcisismo supino se refiere, George Patton, desembarque por fin en suelo francés y logré la ansiada ruptura en Avranches. Mientras, Monty seguía jugando a guerras de otro tiempo en las periferias de Caen. Las unidades bajo su mando, aquejadas de su mismo reumatismo, no consiguen cerrar de forma eficiente la bolsa de Falaise y, a pesar de destruir la gran mayoría del material pesado alemán, el grueso de las fuerzas alemanas escapará con relativa comodidad y tendrá tiempo de reponer equipo y fuerzas en las cercanías de la Línea Sigfrido.

plan-arnhem

El plan de operaciones aliado.

Los rápidos avances por Francia y Bélgica tuvieron su lado oscuro: la extensión de las líneas logísticas, el auténtico talón de Aquiles de todo ejército anglosajón que se precie. A pesar de la incontestable flota de camiones la gran mayoría conducidos por soldados de raza negra, estos también consumían buena parte del fuel transportado y las guarniciones alemanas fortificadas en los grandes puertos del Canal tenían la desagradable costumbre de no rendirse…Lo anterior llevará a una más de las grandes discusiones del SHAEF (1) EL omnipresente Monty que en lugar de limpiar el territorio holandés por el cual pululaban cerca de 60.000 alemanes que impedían desde el litoral el uso del puerto de Amberes , por otro lado el mayor de Europa del Norte, tramaba algún desquite a su maltrecha pedantería.

Eisenhower postulaba un ataque general en todo el frente desde la frontera Suiza hasta el Mar del Norte, con los ejércitos del citado Bernard Montgomery y los de Omar Bradley, cosa logísticamente impracticable. Al que se oponía, cómo no, Patton, que optaba por una ofensiva con un punto de brecha muy limitado pero con una potencia desmesurada en profundidad para poder adentrarse en el corazón del Reich. Ike, ese hombre más político que militar bastante tenía con retozar con su secretaria y evitar los supuestos y nunca reales secuestros de su persona por los comandos del truhán Skorzeny, optó por la lógica y descartó la impracticable ofensiva general ¡Sus hombres eran niños bien a los que nada les debía de faltar por mucho malandrín nazi que infectará el viejo continente, para ataques de seis millones de hombres ya estaban los vetustos y rupestres comunistas que, por no tener, no tenían ni Coca-colas..!

Aunque la opción de George (Patton) tampoco le convencía, y con razón, pues sus flancos serían rápidamente devastados por los alemanes. Además, aunque las fuentes anglosajonas callen y omitan la utopía británica posterior de deambular como Pedro por su casa por la llanura septentrional alemana y llegar a Spandau (2) con gran patatús de Stalin, no era para nada plausible. El pescado ya estaba vendido y Rooselvelt jamás lo permitiría. Ya tenía pruebas sustanciales de que los soviéticos acumulaban pérdidas civiles y militares cercanas a los 25 millones de almas y el justo ocupante de la capital de la Bestia debía y tenía que ser el Ejército Rojo, pese a Monty y Churchill y sus conspiraciones de patio de colegio (3). Pero Monty hizo un inciso con su humilde opinión, que era la única que contaba, resucitando la planeada operación Comet y ampliándola, pues sí su original sólo empleaba a la 101ª AD (Taylor) en su plan también se incluiría a la 82ª AD (Gavin) y a la 1ª AD británica (Urquhart).

red-ball-express

El Red Ball Express (foto: wikipedia).

Mercado-Jardín (Market Garden)

La esencia del plan era bien simple. Utilizar estas tropas de elite que vegetaban en Inglaterra desde la jornada del Día-D y lanzarlas sobre la retaguardia alemana de Holanda, dónde debían tomar los puentes de Grave sobre el Mosa, Nimega sobre el Waal, en Eindhoven los de los canales de Wilhelmina y Willems y los tres puentes de Arnhem sobre el Rin (Operación Mercado) para ser rescatadas por el 30º Cuerpo Acorazado británico de Horrocks (Operación Jardín), que una vez cruzado el Rin desbordaría por el Norte la ya nombrada Línea Sigfrido. Ya en territorio alemán, seguiría dirección este hacía la capital y Sur hacía el corazón industrial del Rhur y de esta forma todos en casa por Navidad, algo demasiado idílico para tener visos de realidad y en primera instancia Ike hubiera tenido que rechazar las ínfulas de gloria del bebedor de té con gorra de paleto y más a sabiendas de las siguientes certezas:

La resistencia holandesa había identificado fehacientemente dos divisiones SS, en concreto la 9ª SSPzDiv Hohenstaufen (Hatzer) y la 10ª SSPzDiv Frunsberg (Harmel) y se conocía de sobras la capacidad alemana de crear kampfgruppe ad hoc con todo lo que tenían a mano, es decir un panzer, 20 soldados de infantería unos 50 de personal de la Luftwaffe y una sección de panaderos formaban un grupo de combate que no sólo defendía, sino atacaba con una cohesión envidiable…

plan-aliado-market-garden

Market-Garden. El plan aliado.

La RAF (4) puso de inmediato un par de desequilibrantes objeciones. La primera fue creer que los alemanes tenían alrededor de los puentes una descomunal masa de artillería antiaérea, y al no querer arriesgar sus muchos y sobrantes aviones dispuso que el área de lanzamiento británico se distanciara cerca de 13 Km del núcleo urbano de Arnhem. Recordemos que un infante entrenado, con equipo completo camina 4 Km hora con los consecuentes altos e imprevistos Es decir: cuatro horas hasta alcanzar sus objetivos y así dar tiempo por si a algún alemán se le habían pegado las sábanas esa apacible mañana dominical… El otro y más importante es que no se contaban suficientes aviones de transporte y planeadores así se lanzaría una primera oleada el 17, una segunda el 18 y la tercera y última el 19 de septiembre para consolidar una sorpresa que sólo sería tal en los primeros minutos de la misma, aunque la cuestión primigenia fue ¿Por qué se aprobó una operación con estas carencias materiales de bulto? En todo caso, el nombre de la Operación hubiera tenido que ser un pelín más largo ¡Paracaidistas sin aviones, camioneros sin camiones, enfermeras sin batas!

Otra excusa patibularia que se esgrimirá muchos años más tarde es que buena parte de territorio holandés esta bajo el nivel del mar y por ello las comunicaciones fueron a lo largo de la batalla sumamente deficientes y claro, esto se lo encontrarán in situ sin tener el menor precedente ¡Tanto estudiar pa esto! Lo que no comentan es la grotesca línea de mando aliada que no tenía un contacto directo desde la vanguardia (5) y los mandos de las divisiones paracaidistas, sino que unos y otros tenían que ponerse en contacto previamente con Browning el jefe del 1º Cuerpo aerotransportado cuya presencia era totalmente superflua y prescindible, con todo el embrollo que ello conllevaba. Los alemanes que aunque no les guste reconocerlo siempre fueron más prácticos, aunque más pobres no tuvieron estos problemas pues utilizaron las líneas civiles holandesas y en última instancia pequeños destacamentos de ciclistas cardiovascularmente saludables… y actuaban desde siempre priorizando la decisión táctica del que está metido en harina, y el que no quiera polvo que no vaya a la era…

La segunda fase no era ninguna finta, ningún flanqueo obra cumbre de ese hijo de Ares, el Miguel Ángel del Modern art warfare, sino un remake de Somme 1916 es decir ¡Tira palante cómo los de Alicante! por una vía única que unía Eindhoven, Nimega y finalmente Arnhem. Posteriormente los incondicionales de Monty alegarán la inexistencia de vías secundarias y la abundancia de pólders, (6) algo totalmente falso pues estos eran totalmente accesibles y más para los británicos que mostraron su destreza en el Día D y en el bocage normando con sus Funnies (7), detrás de tanta despreocupación sólo existía arrogancia y un total menosprecio hacía el adversario, cómputos que sólo tienen el resultado de una derrota en números primos…

Los primeros compases, cómo no, los efectuarán más de un millar de bombarderos B-17 y Lancaster, secundados por unos 300 Jabos (8), estos últimos con el objeto de laminar a la Flak (9) alemana que se calculaba erróneamente poseía en el sector un centenar y medio de piezas de todos los calibres.

Market

El domingo 17 de septiembre la primera oleada de trasportes y planeadores llegaron a sus áreas sin el menor contratiempo, salvo la rotura del cable de arrastre de una veintena de Waco (10) uno de ellos como veremos tendrá consecuencia vital. Los Aliados perderán ese día unos 125 aparatos, poca cosa si tenemos en cuenta el volumen de medios empleados.



El lanzamiento de los paracaidistas británicos, en un noticiario de la época.

La 1ª AD británica, tras agruparse, ocupó sin contratiempos Oosterbeek, una pedanía de Arnhem a 7 Km de la misma, situando su puesto de mando en el hotel Hartestein (Hoy sede del museo de la batalla) que casualmente era hasta hacía breves momentos el del mariscal Walther Model que creyó, como gran ególatra que era, que tal profusión de medios tenían como objetivo su captur. Se traslado a toda prisa a 30 Km de distancia, impidiendo una inmediata reacción alemana. A primera hora de la tarde los británicos se dirigieron en tres columnas hacía Arnhem, al Norte el 1º Batallón, por la carretera en el centro el 3ª y al Sur el 2º. El primer logro del tridente fue acribillar el Kubel del comandante de la guarnición, general Kussin, junto al conductor y sus dos escoltas. Pronto les salió al paso el kampfgruppe Kraftt y una unidad de tierra de la Luftwaffe, cañones de asalto Stg III y semiorugas.

stugs-280-sturm-brigade

Stugs de la 280 Sturm Brigade.

Al anochecer, el 2º batallón al mando del coronel Frost, logro infiltrarse y llegar hasta el puente viario (Los otros dos serán volados) tras perder a su compañía C en la lucha urbana. Tomarán sin dificultad la cabecera Norte a las 19:30, no así la Sur a pesar de dos intentonas. Por la noche sus hombres (700) ocuparon una treintena de edificios que custodiaron con cuatro cañones de 57mm y una decena de morteros de 81mm.

Los chicos de la 101ª llegaron sin más problemas, tanto los destinados a Eindhoven como los enviados a Veghel y los de la 82ª aterrizaron sin dificultad en Groesbeek y en Grave. A primera hora de la tarde (14:00) había en tierras holandesas medio millar de vehículos, cerca de 350 cañones y morteros y 500 Tn de suministros y equipo. Durante la tarde, la 101ª aseguró los puentes de Veghel y Saint Oedenrode, mientras el de Son era volado por los alemanes, los cuales tuvieron un golpe de suerte cuando en uno de los planeadores siniestrados comentados más arriba, encontraron entre el ajuar de un oficial norteamericano todos los planes de la operación ¡Sin duda un déja vu de la batalla de Madrid! Desafortunadamente, el contingente destacado para ocupar Best cayó en una emboscada efectuada por un escaso número de alemanes. El 506º regimiento de la 101ª con el propio jefe de la división a la cabeza se puso en marcha dirección a Eindhoven y tras neutralizar un par de 88, al anochecer estaban en sus arrabales y sin razón alguna decidieron pasar la noche a la intemperie. ¡Qué hábito tan inoportuno en tiempos de guerra!

Por su parte, la 82ª AD tenía como primer objetivo ocupar la cadena de colinas al Sureste de Nimega desde las que se podrían controlar la llegada de refuerzos alemanes desde el propio Reich y tras ello conquisto el puente de Grave, no así el de Malden y el de Heumen, que fueron volados. Otro destacamento se lanzo sobre Nimega y su gran puente (600m) sobre el Waal, pero fueron rechazados por el kampfgruppe Henke lo que dio tiempo a que la guarnición fuera reforzada con elementos blindados llegados de Arnhem.

puente-de-grave

El puente de Grave.

El lunes 18 amaneció encapotado, a lo que se sumo una inusitada actividad de la Luftwaffe que ocasiono retrasos en suministros y refuerzos de la segunda oleada. En la zona de Arnhem se trató de enlazar con Frost. El 3º batallón se vio envuelto en un laberíntico combate urbano; el propio general Urquhart tuvo que refugiarse aislado en una buhardilla y allí permaneció 48 horas ¡Otra innovación británica: El mando ermitaño, el no parar con tanto talento! El brigadier Hicks tomó el mando y decidió asegurar la zona de aterrizaje de los nuevos refuerzos y tratar de ayudar a los chicos de Frost, que desde primera hora de la mañana estaban sufriendo el ataque del batallón de exploración (Grabner) de la 9ª DivSSPz, que desde el Sur trató de tomar el puente a la brava, es decir lanzar a toda velocidad a sus más de veinte vehículos de los cuales sólo la minoría eran blindados; los dos primeros Pumas seguidos por un par de auto ametralladoras lo traspasaron sin más problemas perdiéndose en el casco urbano, pero el quinto fue alcanzado de lleno y el sexto se estrello contra el precedente, desencadenando una acumulación de chatarra descomunal, cuyo principal causante fue la artillería de 75mm emplazada en las zonas de lanzamiento y dirigida por radio, según las coordenadas proporcionadas por Frost. Una de las primeras víctimas alemanas fue el capitán Gabner, condecorado recientemente con la Cruz de Caballero por su valiente actuación en Normandía. Todo hacía creer que la llegada de la brigada polaca el martes daría la fuerza necesaria para cumplir la misión.

Los paracaidistas de la 101ª, apoyados por los carros británicos, lograron capturar 1000 alemanes y asegurar su sector quedándose de guarnición de la carretera ante la constante llegada de infantería y artillería enemiga. Por el contrario, sus paisanos de la 82ª fueron contraatacados y tuvieron serias dificultades para custodiar las zonas donde debían llegar los citados refuerzos. En cuanto a los suministros, al carecer los pilotos de los bombarderos que los efectuaban de experiencia en tal cometido dejaban caer entre el 40 y el 50% en manos enemigas, con gran regocijo y curiosidad por parte de estos ¡El tío Sam no sólo fue generoso con los Ivanes!

El martes, la climatología todavía fue más adversa. La citada brigada polaca tuvo que quedarse en Inglaterra y los suministros disminuyeron. A pesar de ello, la Luftwaffe y la Flak lograron abatir más de un centenar de aparatos de todo tipo. La 1ª AD británica emprendió el último intento de enlazar con el puente a través de dos ejes; el que iba pegado a la ribera del bajo Rin fue descubierta por la artillería antiaérea de la margen Sur, que masacró al 1º batallón, el otro a través del casco urbano también fracasó pero al menos enlazó con el anacoreta Urquhart, que de inmediato ordenó el repliegue de todos los rezagados y formar un anillo defensivo en torno a Oosterbeek, pues los alemanes cada vez eran más fuertes, con la llegada de la 280ª Brigada de cañones de asalto, dotada de Stg III, y al final de la tarde un par de Tiger I que al día siguiente serían reforzados por una docena más. Romper el contacto no fue tarea fácil; del 11º batallón paracaidista solo poco más de un centenar logró cumplir la orden de repliegue.

puente-arnhem-19-septiembre-44

Fotografía aérea del puente de Arnhem, 19 de septiembre de 1944. En el extremo sur de la foto pueden verse los restos del batallón de reconocimiento de la 9PzSS.

El miércoles, los alemanes seguían estrechando la bolsa utilizando lanzallamas montados en carros franceses Char B. Frost estaba al límite. Esa misma tarde, llegaron los primeros Tiger II, cuatro de los cuales atravesaron el puente invulnerables a todo lo que les pudieran disparar los paracaidistas, y dirección Sur se fueron a ralentizar todavía más si cabe la procesión del 30º CE, tras ello se pactó una tregua en la que los británicos entregaron doscientos heridos a los alemanes para que se hicieran cargo de ellos, entre los que se encontraba el mismo John Frost, herido por las esquirlas de una granada de mortero.

king-tiger-arnhem

Restos de un Tiger II en Arnhem.

El jueves 21, Model urge en aniquilar la resistencia en el puente y está se produce en las primeras horas. Al mediodía, el kampfgruppe Knaust cruzaba el puente para unirse a las unidades del Sur, mientras en la bolsa de Oosterbeek los alemanes tomaron Heavedorp. Finalmente, hacía las 14:00 llegó la Brigada polaca (Sosabowski) a Driel no sin antes perder 23 aparatos a manos de los alemanes. Al anochecer, tras sufrir varios ataques enemigos, tratarán de reforzar a sus compañeros, pero para ello necesitaban los botes que todavía se encontraban en Nimega. Al atardecer del día siguiente cruzarán bajo fuego enemigo; sólo 35 afortunados lograrán su cometido.

El sábado 23 lucirá un espléndido sol que propiciará que los Aliados recuperen la supremacía aérea. Junto a la cobertura de la artillería pesada, los hombres de la 1ª tuvieron un respiro, a pesar de que sus camaradas del 30º CE eran a todos luces reticentes acercarse al gran cauce, a sabiendas de que en la orilla Norte las concentraciones de artillería alemana les podían causar más de un disgusto.

puente-john-frost-arnhem

El puente John Frost (foto autor)

El domingo 24 se llegó a un acuerdo con los alemanes, según el cual los 1.200 heridos y los sanitarios voluntarios que se quedarían en su custodia serían atendidos por estos. Ese mismo día los alemanes recibían el potente refuerzo del 506º Abteilung (11), En la madrugada, varias compañías de la 43ª Div (Thomas) cruzaron para reforzar la bolsa y preparar su evacuación, aunque una de ellas fue hecha prisionera al completo. A las 06:00 de la mañana del lunes, sólo quedaban en la orilla Norte los comentados heridos que fueron tratados debidamente (no fue así para los civiles holandeses que habían ayudado a los paracaidistas, muchos de los cuales fueron ejecutados in situ, a menudo delante de los prisioneros británicos…).

Garden

A las dos de la tarde de aquel domingo, 300 bocas de fuego preparaban la cortina de fuego que debía dar paso al avance fulgurante del 30º Cuerpo. Media hora más tarde, la barrera alargó el tiro 400 metros, que iría variando conforme la columna se adentrase en busca de las unidades paracaidista. Además 8 Typhoon, (12) estarían permanentemente en el aire, turnándose para dar cobertura a la vanguardia ante cualquier respuesta enemiga. Pero tan sólo recorridos los dos primeros kilómetros una unidad alemana con suerte y mucha sangre fría, se había pegado al terreno y había dejado pasar a los tanques de la Guardia Irlandesa; los tres últimos de está más los seis primeros del 1º Escuadrón fueron convertidos en piras funerarias tras una sincronizada andanada de Panzerfaust (13). Los cazabombarderos lanzaron cerca de medio millar de cohetes, combinados con el ataque de la infantería británica que desmontó para combatir a la pequeña unidad. Cuando todo terminó, habían transcurrido dos horas y media… Al final de la tarde se llegó a la población de Valkenswaard, sin que el general de la División de Guardias (Adair), ni el propio Horrocks dieran en su momento, ni posteriormente explicación coherente de porque la larga columna se detuvo a pernoctar… y en esta desafortunada decisión por nadie asumida tenemos sin duda un pilar fundamental de la derrota aliada.

puente-nimega

El puente de Nimega.

A las 06:00 del lunes 18, se reanudo la marcha. A pesar de sólo encontrar la resistencia de una exigua compañía y dos 88, tardaron siete horas en recorrer ocho kilómetros, por miedo a nuevas celadas del adversario. Es necesario hacer un inciso en este punto, pues después de la guerra las fuentes anglosajonas han insistido hasta lo inverosímil en la coautoría de la llamada teoría de la Guerra relámpago de hombres como Fuller o Liddell, que con el alemán Guderian y al que se unirá, cómo no, De Gaulle que no perdía pistolada en todo lo que fuera engordar su siempre insaciable ego. Pero, en vista de episodios como el anterior y otros muchos en lo único que fueron consumados innovadores era en la Cojokrieg… No fue pues hasta media tarde que el 30º cuerpo atravesó la población y el puente de Eindhoven, previamente asegurado por los paracaidistas norteamericanos, prosiguiendo hasta el destrozado puente de Son  para esperar a que los ingenieros tendieran un puente Bailey (14) en cuya construcción se perderá buena parte del martes, día en la que se concentrarán fuerzas para tomar la auténtica llave de la batalla: Nimega y su puente. Pero los alemanes también eran plenamente conscientes de ello y no tenían demasiados dilemas en los que dispersarse; sólo debían resistir en el Sur, hasta aniquilar el Norte…

t34-capturado-museo-arnhem

T34 empleado por los alemanes. La pintura es original. Museo de la batalla, Arnhem.

La batalla de Nimega

El martes sobre las 09:00, el 30º CE logró por fin enlazar con la 82ª AD. A las 10:00 cruzaban el Mosa por el puente de Grave, llegando a la periferia de Nimega alrededor del mediodía.

La defensa alemana se centraba en la plaza radial Lodewijkplein en cuyo centro estaba emplazado un 88; apoyado por la señorial mansión de Belvoir a su izquierda el Hunnerpark en el que se emboscaron 4 Hetzer, señoreando el parque se encontraba la fortaleza medieval de Valkhof erizado de piezas antiaéreas y la torre de Belvedere, al otro lado del Waal, se concentraba un nutrido grupo de artillería pesada y alrededor de los dos puentes, el viario y el de ferrocarril, patrullaban varias compañías de la 10ª SSPzdiv con semiorugas Sdkfz 251/22 con piezas antitanque montadas de 75mm.

El asalto se inicio esa misma tarde en dos columnas, una para cada puente. La que trato de ocupar la plaza vio de inmediato cómo les volatilizaban tres carros Sherman, mientras los hombres de la 82ª trataban de infiltrarse en el parque, siendo rechazados con grandes pérdidas (800 ese primer día entre muertos y heridos). La que se dirigió hacía el del ferrocarril tuvo idénticos resultados contra la infantería alemana apoyado por un cañón antitanque soviético capturado y cubierto por la citada infantería de las Waffen SS.

nebelwerfer

Nebelwerfer (foto autor).

Al día siguiente, se planeó cruzar el río para tomar las cabeceras Norte de los puentes y así evitar el refuerzo de la guarnición. Para ello, habrá que esperar la llegada de los botes que se encontraban en retaguardia de la columna. A las 14:00 una nube de Typhoon laminará ambas riberas. Media hora más tarde, 130 bocas entre tanques y cañones de campaña abrirán fuego a lo que seguirá 30 Sherman que desde la orilla Sur tenderán una cortina de humo para cubrir al 3º Bon del 504º Rgto. de la 82ª. En esa primera oleada quince botes no volvieron a recoger a la siguiente ¡Nadie puede negar que viendo la escena en el film Un puente lejano, con un convincente Robert Redford de rodillas en la proa de un bote rezando un Ave María mientras cruza el Waal, no se le pusieran los pelos como escarpias! Tras conseguir consolidar la cabeza de puente hubo que doblegar la resistencia opuesta en el Fuerte de Hof. Tras ello, tomaron la cabecera del puente de ferrocarril y se dirigieron al viario hacia las 18:00, acumulando ya más de 200 bajas. Los alemanes trataron de volar el puente, pero el mecanismo no funcionó sin que se sepa a ciencia cierta su causa. Obviamente por razones de pundonor los holandeses los achacan a su Resistencia (15). Lo único sabido a ciencia cierta es que los norteamericanos, con un derroche de valor, tomaron el puente siendo apoyados a última hora por dos Sherman que por fin acudían desde la cabecera Sur.

bote-de-asalto-aliado

Bote de asalto aliado. Museo de la guerra de Luxemburgo. (Foto autor).

Una vez consolidada la cabeza de puente al otro lado del río, la 43ª División, la Guardia irlandesa, y elementos de la 82º apoyados por un abundante apoyo blindado que sufrirá un notable desgaste causado por los Panzerfaust disparados desde las azoteas, se lanzan a la conquista del casco viejo de Nimega. La lucha en el parque y en sus medievales fortificaciones será cuerpo a cuerpo, prueba de ello es que sólo se capturarán algo más de medio centenar de prisioneros; un número parecido se esconderá y cruzará el río a nado al amparo de la noche. Una vez asegurada la plaza los carros podrán descender de la misma y enfilar la cabecera Sur del puente, pero tres de ellos son destruidos o inutilizados. En el momento crítico, sólo el citado par logrará prestar el necesario apoyo a los valientes paracaidistas. Nadie ha logrado esclarecer porqué la infantería británica no cruzo esa misma noche el puente y así relevar y consolidar a los agotados y mermados hombres del tercer batallón ¡La filia de esté ejército con el horario nocturno es de Juzgado de Guardia, y nunca mejor dicho!

mapa-batalla-arnhem

Mapa de la batalla por Arnhem.

 Autopistas del Infierno y Peajes de lo absurdo

Tras cruzar el puente de Nimega, el 30º CE fue detenido de nuevo por la ya consolidada y reforzada defensa alemana en Alst. Más al Sur la, 59ª Div de infantería (Huber) y la 107ª Brigada Panzer (Walther) lanzarán un contraataque en pinza desde Best hacía Veghel, pero la primera fue neutralizada por la 101ª, apoyada por la 32ª Brigada de Guardias. Aun así la 50ª Div. británica (Graham) fue partida en dos y la potente 107ª estuvo a un tris por sí sola de reconquistar pueblos, puentes y carreteras; hizo falta un combate urbano entre tanques para obligarle a replegarse. Durante estas jornadas se darán auténticos esperpentos al no poder contar la fuerza terrestre aliada con la supremacía aérea, a la que tan acostumbrada está, y sólo lograrán rechazar a sus enemigos por la excelente y efectiva artillería estadounidense, aunque habrá más de una ocasión en que un par de Jadgpanther se adueñen de un tramo de varios kilómetros de carretera uno en cada punta y en el centro su escolta de paracaidistas de Student, destroce a placer y con total impunidad todo lo que lleve ruedas o algo parecido… es del todo evidente que el 7º arte no recoja escenarios como los citados, más bien todo lo contrario: un sufrido Sherman rechaza por si sólo a un batallón de las Waffen SS en Fury (En realidad una pandilla de escapados del pabellón de rehabilitaciones del Gregorio Marañón y de desahuciados por el oftalmólogo Barraquer, dirigidos por un oficial de pura raza aria llamado Stevie Wonder) llegando al clímax cinematográfico cuando dos potentes Tiger se disparen entre ellos engatusados por la inmemorial astucia yanqui, en virtud de la cual les cobramos 15€ por una beer, flamenco chill out aparte.

Sosabowski_Browning

Sosabowski (izquierda) y Browning, jefe del Cuerpo aerotransportado aliado.

Las vanguardias blindadas estaban a 15 Km de Arnhem, pero estas se negaron a avanzar de noche.  Al día siguiente, la 214ª Brigada perteneciente a la 43ª División británica enlazaba con los polacos en Driel, mientras la Guardia Irlandesa trataba de superar el tapón de Elst que los separaba del puente de Arnhem. Mientras, los alemanes proseguían sus asimétricos ataques a lo largo del cordón umbilical del 30º CE llevados a cabo en estas postrimeras fechas por el kampfgruppe Chill. Agotados y cansados, ambos bandos dieron por buena la situación sin incordiarse en demasía y las fuerzas germanas se replegaron en orden, unas al otro lado del Rin y otras al Este, al amparo del Reichswald (18).

Excusas lejanas, pifias cercanas

Ike, convencido del fiasco de Market Garden, concertará el viernes 22 una reunión general enVersalles, a la que Mongomery no asistirá ¡Por lo visto, ese día tenía mucha plancha! La situación había consumido inmensos recursos aéreos y terrestres y un goteo persistente de la infantería de elite, de la que los aliados occidentales andaban tan escasos, pues no debemos olvidar que en los ejércitos anglosajones por cada hombre que bate el cobre, hay entre 6 y 8 destinados a tareas auxiliares o especialistas. Hablando en plata, “escaqueados” y la evidencia más tangible la encontraremos en el cercano y peregrino ataque alemán en las Ardenas, en dónde las grandes unidades enviadas a toda prisa para cubrir el envite en St Vith y Bastogne serán nada más y nada menos que las recientemente mermadas en Holanda: 82ª y 101ª Divisiones paracaidistas. En la reunión, además de la reubicaciones de las directrices de ataque para el inminente otoño, se discierne por unanimidad que ya sólo quedaba salvar los restos de la diezmada 1ª AD británica, que sólo era un espejismo de sí misma.

Montgomery declarará ufano poco después “La operación ha tenido éxito en un 90%”. Pues menos mal, pero para cubrir ese porcentaje marginal, había que buscar una cabeza de turco, en este particular de polaco y así el bravo y bizarro Stanislaw Sosabowski vendrá de perlas para sus retorcidos fines y se le achacará falta de empuje e iniciativa, siendo destituido en diciembre. Finalizada la contienda, se ganará la vida humildemente como anónimo operario de una central hidroeléctrica inglesa.

Siempre habrá quién alegue, con interesado fundamento, que en pleno conflicto no era adecuado críticas ni derrotismos subliminales. Debemos remitirnos a la obra Batallas de la Segunda Guerra Mundial, por tierra, mar y aire (17) publicada en Londres en un tardío 1977 de la mano de destacados historiadores y en cuya conclusión de la batalla leemos textualmente: “un hecho queda bien claro, Market Garden, dónde batallaron las élites de cuatro ejércitos, no fue superada en valentía y sacrificios en ningún otro momento de la Segunda guerra Mundial”. si pudiera reprimirme las carcajadas y evitar que se me saltarán lágrimas como puños, matizaría las falsedades y falacias contenidas en tal concisa idiotez, sólo dictada en aras a los tiempos de la Guerra Fría pues no son más que humillaciones, vejaciones y trato peyorativo a la crueldad, pero a su vez heroísmo asociado universalmente a topónimos geográficos como: Stalingrado, Sebastopol, Korsun y un casi innumerable etcétera que ellos de oficio persisten en ningunear y por ello en su causa y en su efecto debemos por razones de espacio contentarnos con citar a Goethe: “Un hombre puede pedir disculpas por hechos pasados, un buen hombre los corrige” y según lo que antecede ni lo uno, ni mucho menos lo otro…

sherman-crab-arnhem-abril-1945

Carro Sherman Crab en Arnhem, abril de 1945.

Concretando: a la derrota o fracaso según desde la óptica en que se enfoque Market Garden, la misma no fue debida a un solo facto factorum sino a un compendio de ellos: una nefasta planificación ¡Los mandos de las tres divisiones paracaidistas fueron alertados de su cometido seis días antes de tener que llevarlo a cabo!, una arrogante ignorancia, una insultante infravaloración de un enemigo tan decidido como competente, unido a un optimismo disparatado sobre los propios medios y recursos… Arnhem no fue liberada hasta abril de 1945 (su población había sido deportada como castigo por su colaboración con los aliados).

Notas

AD, Airborne Division, División Paracaidista.

1. SHAEF, Cuartel General Supremo de las fuerzas expedicionarias Aliadas. Ya desde El Alamein circulaban chistes sobre el ego de Monty. "Dios no está bien", se decía en el cielo, "cree que es Monty".

2. Spandau, barrio de la periferia berlinesa situado al noroeste, que tendrá una posterior notoriedad por albergar la famosa cárcel con un solo prisionero: el unicejo Rudolf Hess, cuyo mayor y pérfido logro vital fue mecanografiar esa diarrea mental de Mein Kampf

3. Operación Impensable (unthinkable), memez por la cual el armamento alemán capturado en la campaña europea debía ser tenido muy a mano y llegado el momento, entregarlo a los prisioneros de esa misma nacionalidad y, junto a las fuerzas occidentales, arremeter contra los soviéticos en el este de Europa.

4. RAF, Reales Fuerzas Aéreas de Gran Bretaña.

5. Spearhead o vanguardia, ariete acorazado encargado de obtener la ruptura en el frente enemigo.

6. Pólders, diques de contención de las mareas del Mar del Norte.

7. Funnies, vehículos acorazados especiales de ingenieros de cuya probada valía se dieron probadas muestras en las playas de Gold, Juno y Sword y fueron una de las razones principales de las escasas bajas británicas en el Día-D, en contraposición de la siempre renombrada por los yanquis, Omaha Sangrienta, a la que sólo les falta añadir Barbacoa Grasienta.

8. Jabo, apodo de cazabombardero Aliado (jagdbomber), en caso de ser alemán sería Jerry.

9. Flak, acrónimo de artillería antiaérea en alemán.

10. Waco, planeador CB4, podía trasportar 13 hombres o un vehículo ligero, necesitando de un terreno mínimo de aterrizaje de 180 a 240 metros.

11.Abteilung, batallón de carros pesados.

12. Hawker Typhoon cazabombardero inglés. 660 Km/h de velocidad punta y armado con 4 cañones de 20mm y 8 cohetes de 27 Kg o bien una carga de 900Kg de bombas de gravedad.

13. Panzerfaust, puño acorazado, antitanque de infantería desechable tras disparar su único cohete.

14. Bailey Donald diseño un puente prefabricado con un máximo de 60 metros de longitud por 3 de ancho, que podía ser tendido en una horquilla de 3 a 6 horas. Aunque en su momento no se pensó en el tonelaje de los últimos carros de combate de la contienda. Algunos continuaron en servicio por toda la Europa de posguerra hasta entrados los años 60 y 70.

15. Según estas obviamente tendenciosas fuentes, el joven de 22 años Jan van Hoof había saboteado días antes los cables de demolición. Él mismo fallecerá en la primera jornada de la lucha cuando guiaba un vehículo blindado que se lanzaba a 90 Km/h hacía el puente y fue centrado en el colimador de una montaje cuádruple de una batería de 20mm alemana…

16. Reichwald, bosque imperial, dónde se concentraban todas las tropas que atacaban de flanco al 30ª CE, como es el caso de una División de infantería que se encontraba en tránsito en un apeadero de Colonia y Model la ordeno bajarse y sin más trámites llegar por sus medios al bosque…

17. Christopher Chant, Shelford Sidwell, Anthony Preston y Jenny Shaw, editada en España por Dismail.

 

Bibliografía

Un puente lejano, Cornelyus Ryan, Plaza & Janés.

La batalla por los puentes, Antony Beevor, Crítica.

Derrota en el Rin, Antonio Muñoz, Inédita.

Arnhem 1944, Stephen Badsey, Osprey/Del Prado.

Paracaidistas en acción, Charles Macdonald, San Martín,

Tiempo de guerra, VVAA, Reader´s Digest.

Armagedon, Max Hastings, Crítica.

Historia del arte de la guerra, Bernard Montgomery, Aguilar.

Historia de la guerra, Dwight Eisenhower, Mateu.

Segunda Guerra Mundial, Felipe Quero, Ediciones Ejército.

última actualización: 19 de octubre de 2019.

Previous page: Francia 1940: París bien vale una prisa  Next page: GCE