News

<< <  Page 6 of 6

Apr 23, 2018
Category: General
Posted by: walhalla44

La ciudad de las bombas: Barcelona durante la guerra civil

Feb 14, 2018
Category: General
Posted by: walhalla44

La sección ha sido actualizada con nuevos editores

Jan 23, 2018
Category: General
Posted by: Supervisor
The news module was installed. Exciting. This news article is not using the Summary field and therefore there is no link to read more. But you can click on the news heading to read only this article.
News from the fronline!
 

Rey de Reyes. Abisinia 1935-1936

por Enric Martí

El futuro progreso de la ética fascista exige el desquite de Adua.

Benito Mussolini

La citada ética del histriónico Duce sobre Abisinia (Del árabe sabach, mestizo) o Etiopia (del griego aithiops, piel tostada) venia inducida por la derrota de Adua en 1896, en sí las pretensiones italianas se remontan a 1885 cuando, al tratar de penetrar al interior desde Assab y Massaua, los italianos son derrotados en Dogali el 26 de enero de 1887.

La muerte de la emperatriz Zaiditu en 1930 reabrió las ansias del revanchismo fascista, siempre ávido de una preponderancia internacional que únicamente en sus charlotescas mentes merecían. En su razón, el 5 de diciembre de 1935 provocarán el sangriento choque en el oasis de Ual-Ual, en el interior de Abisinia, que causará 137 muertos; 107 etíopes y 30 italianos. Ambas partes se acusarán mutuamente de la provocación. Italia responderá con un ultimátum: entrega y castigo de los culpables y resarcimiento de los daños, pero que cuya síntesis y matriz era muy similar al presentado a Grecia un lustro más tarde, estableciendo como irrefutable vía para el mantenimiento del status quo la aceptación por el país africano del Protectorado sobre la totalidad de su territorio. Benito y Adolf, los magos del burlesque de la década de los 30 del pasado siglo.

La actual Etiopía tenía la importancia estratégica de controlar el tráfico por el canal de Suez y el Nilo. Los deseos de control italianos perjudicaban los intereses británicos, que como de costumbre eran Juez y Parte. Su ocupación evolucionó con las relaciones internacionales: por un lado la tensión contra los italianos hizo que se alejarán de británicos y franceses, viendo a Alemania como único aliado, empujándolos al dantesco abismo hitleriano; por otro quedo más que patente la debilidad de la Sociedad de Naciones, incapaz de frenar la agresión italiana. No tardarán mucho otros totalitarismos en imitarla y superarla.

Preparazione della vendetta
La campaña de Abisinia se desarrolló en dos frentes: Norte (Eritrea) y Sur (Somalia) de orografía muy diferenciada; en el primero altas cumbres (Ambas) barrancos, ríos o cauces secos (Uads) y desfiladeros, en oposición con el segundo, de grandes llanuras desoladas y desérticas, que sólo mejora al alcanzar zonas más elevadas de la meseta central. El mando central italiano en Asmara recayó en un principio en el general Emilio de Bono, aunque en el Sur su homólogo Rodolfo Graziani llevará a cabo sus operaciones con total autonomía y más cuando el primero sea sustituido por Pietro Badoglio con quién las querellas y enemistades se perpetuarán a lo largo de sus tortuosas vidas.

Emilio de Bono

Emilio de Bono (en el centro).

El 3 de octubre de 1935, las tropas italianas inician la ofensiva en ambos frentes. Los efectivos se encuadraban básicamente en tres divisiones del ejército regular, tres de camisas negras (Milicias del partido sumamente motivadas, que aunque en los inicios delirantes del imperialismo fascista no destacaron en absoluto, llegando a rozar el ridículo en España; en el ocaso del régimen serán las únicas mínimamente fiables) y dos de askaris eritreos (tropas regulares indígenas). Obviamente el endurecimiento de la campaña y la proximidad de la época de lluvias obligará a reforzar ostensiblemente estas cifras, así solo en el frente eritreo al final de los combates, encontramos las divisiones Cosseria, Sila, Sasso, Gavinana, Assietta, Tevere y Pusteria, con las de camisas negras: 3 de enero, 1 de febrero, 23 de marzo, 21 de abril y 28 de octubre, junto a dos regimientos de askaris. Graziani contará en este último período con las unidades Peloritana, Sabauda, Libica y el Real cuerpo árabo-somalí, los afamados Dubats. Apoyados al inicio de las hostilidades en el Norte por 580 piezas de artillería, 112 carros de combate y 250 aviones y en el Sur por 150, 45 y 120, respectivamente.

Enfrente, el Negus (Rey de reyes) Haile Selassie (antes de este título era conocido como Ras Tafari y este es el origen para que nuestros ancestros motearán a cualquier joven de pelo largo como Rastafari) carecía de una organización y mucho menos de un mando organizado a la europea, pero los Ras (Señores feudales), a pesar de la atomización de sus efectivos, podían reunir aunque con un armamento precario contingentes equivalentes a una división e incluso mayores. Los principales contingentes eran los de los Ras Sayum, Kassa, Damtu, Nasibú, Destá, Mulugheta o Immiru, con unos efectivos totales superiores a los 400 000 hombres. No obstante, en los primeros compases del conflicto no se habrá movilizado ni el 40% de esa cifra.

Ras etíopes

Tres Ras etíopes.

La única unidad con algún atisbo de modernidad era la Zabagna (Guardia imperial de 25 000 hombres) adiestrada por asesores belgas (Frezé) y turcos (Mehmet Wehib). Con una escasa e ineficaz aviación (20 aparatos) pilotada por mercenarios occidentales que en poco, por no decir nada, estaban dispuestos a arriesgar sus vidas. Curiosamente, el ejército regular (Mahel Safari) contaba con una pequeña cantidad de cañones antitanques alemanes PAK 35 suministrados por Himmler para lucro propio y como pataleo por los movimientos de tropas del Duce en la frontera alpina (Trentino) durante los primeros tanteos nazis de anexionarse la indefendible Austria. El siniestro personaje repetirá sus oscuros mercadeos al vender fusiles mauser al POUM en la Cataluña de la guerra civil (Tras la victoria franquista, visitará personalmente la región en busca del Santo Grial, según su enfermiza mente oculto en la Abadía de Montserrat. Lo único que conseguirá es que le roben la cartera y sus efectos personales del hotel Ritz de la Gran Vía) de nuevo para llevárselo calentito y con suma felonía para crear desconfianzas en el bando popular cuando las demás facciones de izquierda comprueben por los marcajes la procedencia del armamento. Esta será una más de las pruebas de cargo que desencadenarán los sangrientos Hechos de Mayo de 1937.

ethiopian-situation-october-1935-png1

Unidades etíopes, octubre de 1935

Trombe imperiali

En el citado primer día del ataque en el frente Norte, por otro lado principal eje ofensivo, el 1º Cuerpo (Santini) avanzaba sobre Adigrat, el 2º (Maravigna) lo hacía sobre la anhelada Adua, que caerá el 6 de octubre, y las tropas coloniales 1ª y 2ª Div. eritreas (Birolí) hacían lo propio sobre Entició ante una escasa resistencia de unidades de retaguardia, pues los abisinios buscaban que sus enemigos alargasen sus precarias líneas de suministros hacía el inhóspito interior.

Pronto se formarán los cuerpos 3º (Bastico) y 4º (Babini) y el día 15 de octubre se ocupa la ciudad santa de Axum, ante la insistencia del Duce. El 8 de noviembre, cae Macallé sin asegurar los flancos, objeto que obsesiona al sumamente cauteloso Bono y que ocasionará su destitución, siendo sustituido a finales de mes por Pietro Badoglio un incondicional, totalmente dócil a los caprichos de Benito… aunque no reiniciará la ofensiva hasta las últimas jornadas de enero de 1936.

En el intervalo, los italianos sufrirán su primera derrota en Tacazzé el 15 de diciembre, en la que entre otras pérdidas serán destruidas cerca de una decena de tanquetas Fiat Ansaldo CV33. Una semana más tarde, en la Alam Yzelleré son obligados a replegarse en desorden, desastre que se repetirá el 25 en el paso de Al Gagá (Actualmente en el léxico callejero español: gagá es equivalente a estar mal, jodido, estar hecho polvo, etc. otro legado de nuestros abuelos, anónimos espectadores de aquella lejana tragedia, que dentro de muy poco les alcanzaría en la convulsa Europa que se preparaba para su Némesis).

La reacción de Badoglio desencadena la primera batalla de Tembien entre los días 20 y 23 de enero contra los contingentes unidos pero no coordinados de los Ras Sayum y Kassa que, tras un retroceso inicial, obligarán a los italianos (40 000 hombres) a atrincherarse de forma improvisada en el paso de Uad Rieu donde se defendieron con bravura, causando terroríficas bajas a cambio de mil propias.

La caduta di Xotel
(Xotel: sable curvo etíope). En el Norte la columna Starace parte de la eritrea Om Agar. Compuesta de unos 5 000 hombres y cerca de medio millar de vehículos, logrará el 1 de abril conquistar el viejo castillo portugués de Gondar. Al mismo tiempo, la columna Mariotti, desde Rendacomo en Dancalia, tras ruda lucha logrará entrar en Azbi, en el extremo más Oriental de Abisinia.

artillería italiana en el Tembién

Artillería italiana en el Tembién.

La última columna, la de Ruggero, amenazaba Dassie, con objetivo Sardó, que fue el factor decisivo para que el Negus decidiera librar la batalla definitiva de Mai Ceu, en lugar de una lógica retirada a las tierras altas en espera de la época de lluvias. Tras el desastre etíope se ocupa rápidamente el Semién y el paso de Uad Xafit de 3 500 metros de altitud y la región montañosa de Debarex. El 15 de abril, y a pesar de los terribles problemas logísticos y de organización se ocupará también el paso de Termabe. Tres semanas más tarde, Badoglio telegrafía al Duce “Hoy 5 de mayo a las 4 de la tarde he entrado en Addis Abeba al frente de las tropas victoriosas”.

A pesar del carácter defensivo asignado al sector de Graziani, el primer día de la guerra ocupa Dolo, en el área de Ganale. Dos jornadas más tarde, toma la fortaleza de Xerlogub. A inicios de noviembre de 1935 sus avanzadillas ya se habían adentrado en Gorajel, en el Ogade. En este punto divide sus tropas en sendas direcciones: una hacía Naxel, con el propósito de abortar toda intención del ras Desta de atacar la retaguardia, y otra hacía Dire Daua y Harrar.

En razón a las largas distancias en tan desolados parajes, la necesidad de vehículos era prioritaria. Al inicio de las hostilidades, cuenta con 1 800, que en enero de 1936 ya son 3 500. Gracias a este refuerzo, tiene lugar la batalla de Ganale Doria, en la que ametrallarán y gasearán a las tropas del Ras durante nueve infernales días, en los cuales se abandona definitivamente toda pretensión de posición defensiva. Graziani asumirá directamente el mando del dispositivo formado por tres columnas motorizadas: Agostini, Morelli y Bergonzoli (El Barba eléctrica de nuestra guerra civil) con un eficaz apoyo aire tierra en el que tomará parte el hijo del Duce. Tras el implacable martilleo, las huestes del Ras Desta eran pasto de las arenas del tiempo…

Su siguiente enemigo a batir será el Ras  Zemanuel, emplazado entre Daganbur. contra él se emplearán de nuevo tres columnas con eje en la carretera de Harrar, al mando de Agostini, Nasi y Frusci (A los que por supuesto encontraremos más tarde en nuestra guerra, siendo recibidos por los milicianos barítonos con la serenata de: España no es Abisinia, menos camiones y más cojones). El  14 de abril se lanzarán al ataque en un terreno ya embarrado por las lluvias sufriendo cuantiosas bajas ante un enemigo bien apostado en Dagajbur, sin embargo, como tantas veces en este continente, la tecnología supera con holgura a la bravura y a la causa justa y el último día del mes los etíopes han sido literalmente laminados.

En el mes de mayo caerán como castillos de naipes: Harrar el día 6, Gigiga el 8 y Dire Dauda un día más tarde dónde enlazarán con la división Tevere del frente Norte. Badoglio exclamará exultante ¡Con soldados como estos se va a cualquier parte del mundo! sería inadecuado afirmar a nuestra vez y más a toro pasado que: el tiempo pone a cada uno en su sitio, pero visto lo visto no sería desafortunado cuestionar ¿Amici Pietro dove vai?

ofensiva italiana en Abisinia

La ofensiva final italiana, 1936.

Conclusioni non intenzionali

Respecto al uso masivo de gases tóxicos, la realidad es que estos no eran asfixiantes como pretendían dichas fuentes sino vesicantes destinados a llagaR los píes descalzos de los guerreros, objeto que no niega que en su cojera fueran ametrallados implacablemente por la aviación. Los remedios contra los mismos abarcan la horquilla de milagrosos talismanes a la micción de uno sobre otro y a la recíproca, que ante el escaso éxito evolucionará a que cada uno ingiera su propia orina. Escatologías aparte y militarmente hablando, las lecciones obtenidas en el conflicto en modo alguno son trasladables a otro marco y mucho menos contra un ejército moderno, cuya reacción/activación en rapidez y fuerza hará pagar muy caro el eufórico narcisismo del Regreso de las Legiones y su difuso a la par de retórico concepto de guerra celere. Esencialmente el generalato italiano no tenía muy claro en qué dirección enfocar el pretendido aceleramiento…

bombardero Caproni Ca 101 sobre Abisinia

Bombardero Caproni Ca.101 sobre Etiopía.

La siempre teórica y nunca práctica Sociedad de Naciones actuará con su habitual división de criterios cuando Mussolini anuncié oficialmente el 9 de mayo de 1936 la anexión de Abisinia al imperio italiano. El 4 de julio hará oídos sordos al dramático testimonio de Haile Selasie, quién dos días antes de la caída de su capital había podido alcanzar el puerto francés de Djibuti en el Cuerno de África y que ahora de forma sumamente ingenua pretendía en Ginebra que el Club de los parto y reparto, reaccionase ante un hecho más que consumado. Las patéticas sanciones dictadas serán levantadas el 18 de junio por Gran Bretaña quién de forma cínica había sido el mordaz inductor de las mismas junto a la URSS, está última alarmada por el auge de los movimientos fascistas en Europa, que se verán incrementados ostensiblemente en los próximos años. En ningún momento se impuso el embargo de petróleo, el producto que sin la menor dudad hubiera derrumbado la economía fascista y hay que tener en cuenta que desde el primer momento EUA, Alemania y Venezuela se opusieron al mismo, alegando quebrantos en sus intereses financieros.

El temporal cierre de créditos, embargos comerciales y desplome de cotizaciones en  los mercados internacionales no tenían parangón con el entusiasmo eufórico del pueblo italiano, que propiciará su acercamiento a Alemania que se verá con este acercamiento (Pacto de Acero) libre de obstáculos en sus ambiciones en Centroeuropa; pronto llegará la militarización de Renania, la Guerra de España y lo que de tantas veces se había querido evitar, aunque nunca de una forma efectiva es decir: la huida hacia el Abismo. Mussolini ya lo había pronosticado en el ya lejano por aquel entonces 1914, ante un auditorio hostilmente socialista “Quién tiene armas, tiene pan. Una revolución es una idea que ha encontrado las bayonetas”

Nuovo Impero Romano

El día 19 de mayo de 1936, el rey Víctor Manuel III era coronado emperador de Etiopía. En cuanto a Mussolini, recibía el título de Fundador del Imperio. Abisinia, Eritrea y Somalia eran unificadas con el nombre de África Oriental Italiana (A.O.I.) bajo el breve mando del virrey Badoglio, que es pronto sustituido por Graziani que será víctima de un letal atentado que le marcará de por vida, iniciando crueles represalias que rozan el genocidio.

La siguiente presa de este anhelado resurgimiento imperial será Albania, anexionada en la primavera de 1939. Su rey Ahmed Zogu logrará ponerse a salvo en Gran Bretaña, siendo sustituido por el títere Xerket Velarci. La invasión alemana de Polonia aceleran los planes y concentraciones sobre Yugoslavia, para asegurarse su dominio sobre el Adriático y su pretendida área de influencia en Los Balcanes, claramente amenazada por el poderío alemán que no tenía intención de renunciar al acceso directo a los pozos petrolíferos rumanos de Ploesti. El desencadenamiento por parte de estos últimos del Plan Amarillo (Conquista de los Países Bajos y Francia) es aprovechado por el Duce para emplear los elementos agrupados en el valle del Po, para tratar de postular su aporte en la derrota de una Francia para entonces más que vencida, aunque sus Legiones no obtengan ningún resultado convincente.

Nuevo imperio romano

Tres días antes de la firma del armisticio franco-alemán, el Conde Ciano (yernísimo) presentaba las reivindicaciones al ministro de exteriores alemán Ribbentrop; Niza, Córcega, Túnez, Somalia francesa y parte de Argelia, bases atlánticas en Marruecos y, rizando el rizo, de los británicos nada menos que Malta, Egipto, Sudán y la devolución de Gibraltar a España ¡Grazie mille, Duce! Posteriormente se eliminarán las bases frente a las Canarias y la cuestión del Peñón, sustituidas por bases en los Protectorados de Siria, Líbano y el Yemen (Adén) como llave del Mar Rojo. Desvelando por escrito cual era la siguiente apetencia territorial del fascismo, al desear que Grecia entregase la provincia fronteriza del norte en el Epiro de Samuria y la añorada isla veneciana de Corfú en el Jónico. En compensación, los helenos debían recibir la isla de Chipre bajo dominio británico.

caproni-abissinia

El Creador

Hijo del Ras Makkonen Wolde Mikael, Haile Selasie nació en 1892 en el seno de una familia de raíces salomónicas, según el Kebra Nagast (Libro de la gloria de los reyes). Nieto de la princesa Tegnanewok, obtiene la regencia en 1928 como Ras Tafari (Creador) ocupando el trono el 2 de noviembre de 1930 al proclamarse Negus Nagast (rey de reyes).

Tras la victoria italiana, residirá exiliado en Bath (Gran Bretaña) entrando de nuevo en sus dominios con las tropas de esta nacionalidad el 18 de enero de 1941 enarbolando el estandarte del León de Judá. El 5 de mayo era recibido triunfalmente en Addis Abeba, reinando con algún que otro altibajo hasta ser derrocado por un golpe militar de corte izquierdista en 1974. El nuevo hombre fuerte del país, Mengistu Mariam, lo mantendrá bajo arresto domiciliario hasta el 27 de agosto de 1975 fecha en la que ordena su estrangulamiento. Es enterrado en secreto bajo una letrina de su palacio. Sus restos eran encontrado en 1992, recibiendo cristiana sepultura por el rito copto en la iglesia de Bhata.

El movimiento rastafari, tan extendido en Jamaica, considera su naturaleza divina y la segunda encarnación de Jesucristo en cumplimiento de una profecía del Apocalipsis, y por ende no reconoce su fallecimiento y lo sustituye por una desaparición misteriosa, en un flagrante plagio de la creencia chií del Mahdi, o el Imán oculto.

tanquetas-fiat

Tanquetas Fiat e infantería italiana.

Ajuste de cuentas

Con  la derrota de  Francia, 900 Legionarios franceses, ex republicanos españoles se niegan a ser repatriados al territorio bajo dominio de la Francia de Vichy de Pétain. Ingresando en la 13ª DM de Monclar, una emblemática unidad de la Francia Libre liderada por el teatrero De Gaulle. En bloque habían declarado a las autoridades británicas que tenían cuentas pendientes con Hitler y Mussolini.

El 25 de diciembre de 1940 parten de Duala (Camerún), bajo las órdenes directas del comandante Amilakvari, un ruso blanco que responde a la perfección a la imagen romántica de perfiles decrépitos que todos tenemos de forma subliminal sobre esta mítica unidad, quizá influenciados por las obras de P.C. Wren: Beau Geste. Beau Ideal, Beau Sabreur, Hijastros de Francia… Su objetivo es Eritrea, donde tienen un primer choque con las tropas del duque de Aosta el 13 de marzo de 1941, en su avance con el objetivo de cortar la línea ferroviaria Keren-Asmara. La lucha no sólo será diaria, sino nocturna, produciéndose los combates más encarnizados en la ocupación del Alam Engiahat de 2 000 metros de altitud y que a los Legionarios les hará recordar las frías noches de la batalla de Teruel.

El 1 de abril cae al fin Keren, aunque la capital no será asaltada, prefiriendo dejarla atrás para lanzarse sobre el importante puerto de Masaua, que es tomado el día 9, a pesar de las órdenes británicas de que no entrarán ¡Una prueba de su indómito origen! Pronto serán enviados a Palestina, pues su dudoso acatamiento de lo predispuesto, no es excusa, óbice o valladar para que a la hora de batir el cobre ninguno de sus componentes precise de más aclaraciones…

Bibliografía
La invasión italiana de Abisinia, David Nicolle, Osprey/RBA.

Introducción a la historia militar, Luis A Pedro, Academia Militar de Zaragoza.

Historia militar contemporánea, Juan Priego, CBE.

El III Reich. VVAA, Noguer.

Alemania desafía a los vencedores, VVAA, PDA.

Historia y vida nº 74 y 457

Duce! Duce! Richard Collier, Acervo.

Memorias, Conde Ciano, Luis de Caralt.

La era de los imperios, Robert Aldricht, Blumé.

Historia de Italia, Pietro Ordi, Labor.

Historia mundial del siglo XX, VVAA, Vergara.