News

<< <  Page 2 of 5  > >>

Jul 1, 2018
Category: General
Posted by: walhalla44

¡Un millón de bayonetas! Españoles en el frente del este, 1943-1945

Jun 16, 2018
Category: General
Posted by: walhalla44

Huesca 1937

Jun 10, 2018
Category: General
Posted by: walhalla44

Kirovograd, de 3W (1983)

News from the fronline!
 

Tormenta de Agosto: Manchuria 1945

por Enric Martí

”Camarada Vasilievski, usted dirige una inmensidad de tropas y no lo hace mal, pero personalmente estoy seguro de que jamás ha matado una mosca”

Josif Stalin

En la conferencia de Yalta en febrero de 1945, quedaba establecido que en dos o tres meses de la caída del Reich, la Unión soviética atacaría al Japón en el Lejano Oriente, pues a pesar de que la existencia del proyecto Manhattan (Bomba Atómica) conocido por todos ¡El espionaje rojo, tan efectivo como letal! Sus efectos sobre los fanáticos nipones sólo eran especulaciones y el potente ejército de Kuangtung (Asia continental) podía reforzar peligrosamente el archipiélago japonés en su proyectada invasión (Operación Olimpia).

Este contingente, contrariamente a lo que tratan de hacer creer las fuentes occidentales, era una fuerza temible, concentraba el 70% de los carros de combate y el 50% de la artillería, aviación y divisiones selectas del imperio japonés y que para nada se había mantenido inactivo durante el conflicto, aunque en el período 1943-44 su agresiva actitud disminuyó, viendo como se desarrollaba la guerra en el este europeo.

La Unión soviética tuvo un refuerzo salvador en los trascendentes días del invierno de 1941-42 a las puertas de Moscú, con la llegada de las divisiones de este lejano frente. A pesar de ello, debió mantener 30 o 40 de ellas guarneciendo la extensa frontera, pues sus agentes sabían de la existencia del Pacto de Tokio de 1942, por el cual cuando los alemanes alcanzarán los montes Urales, los japoneses iniciarían la ofensiva contra el moribundo país de los soviets, utilizando todo su arsenal, incluyendo el bacteriológico (Puesto a prueba por el Destacamento 731).

Con el inicio de Barbarroja, en junio de 1941, los ataques japoneses en la frontera común se multiplicaron, con ataques contra los buque mercantes Sergei Lazlo, Simferopol, Krechet y Svistroi, y hundieron el Maikop y el Perekop.

Transiberiano
Los planes para la concentración de tropas del lejano frente europeo a las regiones de Amur y Primorie ya habían sido trazados con antelación durante el otoño de 1944. En marzo-abril de 1945, llegaron 670 carros de combate para reforzar las fuerzas que guarnecían el frente; en mayo-julio llegaban a Transbaikalia el 39º Ejército (Ludnikov), el 53º (Managarov) y el 6º Acorazado de la Guardia (Kravchenko) y a Primorie el 5º (Krylov), todos al mando del veterano mariscal Aleksander Vasilevski, un organizador nato. Posteriormente acudirán muchas más unidades. También estaría disponible el 1er Ejército de Mongolia (Choibalsán), la flotilla fluvial del Amur (Antonov), la del Pacífico (Yamashev) y los ejércitos aéreos 9º (Sokolov), 10º (Zhigarev) y 12º (Judiakov). Estados Unidos contribuirá al gigantesco despliegue trasportando, por las islas Aleutianas, miles de vehículos de ruedas a los puertos rusos del Pacífico; entre el colosal lote se encontraban cientos de carros M4 solicitados por el mismo Stalin y en razón a ello el tópico de que las tripulaciones rusas detestaban los sufridos Sherman queda cuanto menos en entredicho.

caballeria-mongola

Caballería mongola.

Frente al dispositivo soviético, se encontraban las citadas fuerzas japonesas al mando del general Otozo Yamada, auxiliado por el teniente general Hiposaburo Hata con base en Manchuria y Corea, con las tropas de segunda línea de los títeres de Mongolia interior, Manchukuo y Suiyán (príncipe Devan). Suman un total de 1.200.000 hombres débilmente armados por el constante envío de material pesado al frente insular del Pacífico.

La composición de estas fuerzas era: 5º Ejercito (Simidzu), 3º (Surokami), 44º (Hongo), 30º (Yada), 4º (Uemuda) estando los 34º y 59º de reserva en el litoral bajo mando directo de Yamada. Las Kuriles y la mitad de Sajalín estaban guarnecidas por el 5º Frente. La cobertura aérea estaba a cargo de los 2º y 5º Ejércitos aéreos. Existían 17 regiones fortificadas, 6 de ellas en Corea y otra en Sajalín; el archipiélago de las Kuriles era una región autónoma dotada de un nutrido número de baterías de artillería pesada ante el temor de que fueran utilizadas por los norteamericanos como trampolín a las islas de Hokkaido y Honshu.

Madrugada en el altiplano
El 24 de julio, el eficiente espionaje soviético comunica a Stalin la exitosa prueba atómica en el desierto de Nuevo México. La nueva arma será lanzada en pocos días sobre alguna de las ciudades japonesas: Hiroshima, Kokura, Nagasaki o Nigata, en su razón el Zar Rojo apremia para que se adelanté la ofensiva, que dará inicio en la mañana del 9 de agosto, tras diversas maniobras de enmascaramiento (Maskirovka) de las que el ejército rojo era único en su ejecución.

Ofensiva soviética en Manchuria

La ofensiva soviética

El plan era relativamente sencillo: un amplio movimiento de tenaza a través del centro de Manchuria, secundado por un ataque en el extremo izquierdo soviético que, a pesar de tenérselas que ver con una zona fortificada y de complicada orografía, impediría la llegada de lo más selecto del enemigo al área decisiva de la batalla. La flota y unidades especiales operarían en el litoral e islas adyacentes perdidas en la guerra ruso-japonesa de 1905.

avance-soviet

Las fuerzas soviéticas (carros T34 y desantniki, infantería montada) se lanzan al asalto bajo la cobertura de un anticarro de 57mm.

Al amanecer del 9 de agosto, el Frente de Transbaikal (Malinovsky) dejaba atrás Mongolia, atravesando la cordillera del gran Khingan al sur de Harbin hasta alcanzar la meseta. A su norte, el 36ª E (Luchinsky) trabaría las fuerzas enemigas del área de Hailar, mientras al sur el general Issa Pliev dirigía la fuerza conjunta de caballería ruso-mongola a través del desierto del Gobi que debían enlazar con el 8º E chino de Mao Tse Tung en las cercanías de Pekín.

Al mismo tiempo, el 1º Frente del Lejano Oriente (Meretskov) atacaba a lo más selecto del ejército japonés en torno al lago Khanka, con el objetivo de tomar Mutankiang y pivotar para reunirse con el frente Transbaikal en Harbin. El 2º Frente del Lejano Oriente (Purkayev) debía atacar en las regiones de los ríos Ussuri y Amur con el apoyo de la flotilla fluvial de este río, otras unidades de este contingente serían las encargadas de las operaciones anfibias en el Mar Amarillo y del Japón.

El blitz rojo
La sorpresa nipona fue total: no creían posible que bajo unas lluvias torrenciales alguien pudiera asaltar con medios acorazados cumbres que alcanzaban con facilidad los 6.000 metros; los refuerzos no llegaban pues habían sido fijadas en sus posiciones por las rápidas infiltraciones soviéticas, incluyendo las dos columnas de caballería que atravesaron un inhóspito desierto a un ritmo de 90 Km diarios, suministradas por vía aérea, dejando atónitos a sus enemigos.

k45-manchukuo

Un caza pesado Ki-45 de la aviación de Manchukuo

El 11 de agosto el 6º Ejército de Tanques ya se encontraba en el paso Korokhon, y otra vez se tuvo que emplear más de 400 aviones para abastecer a los sedientos T34 y JSII. Mientras, el 36ª ya avanzaba sobre Pokotu. Más a la izquierda del dispositivo soviético, la resistencia era más tenaz en torno a Suifenho con colinas boscosas y profundos valles en una densa red fluvial. A pesar de que el grueso de la artillería roja se encontraba a disposición del 5º Ejército, se dispuso mantenerla en reserva e ir tomando las posiciones con pequeños y silenciosos grupos de asalto ¡Los tiempos de los suicidas y masivos Hurra, habían quedado muy atrás, aunque los ex mariscales nazis en sus memorias no se den por notificados!

tipo97-japones

Un carro tipo 97 japonés

Finalmente, las vanguardias a pie alcanzaban la ribera del río Muleng. En el mismo sector las fuerzas del ejército de la Bandera Roja (Beloborodov) se encargaban de limpiar la región del lago Khanka; mientras otras fuerzas marchaban en dirección a Corea del Norte.

El 16 de agosto caía por fin Muntankiang. Los japoneses estaban totalmente colapsados aunque fanatizados como es de rigor; pronto perderán Tsitsihar y la legendaria Harbin será copada en breve. La Tercera fase de la ofensiva empezó con el cruce del río Amur ante una feroz resistencia que fue doblegada por la flotilla soviética que llego desde el río Sungari; ya en el otro margen del gran río todas las fuerzas se concentrarán en el asedio de la citada ciudad.

soviets-harbin

Las tropas soviéticas en Harbin.

El 18 de agosto, la infantería de marina soviética, procedente de Sovetskaya, conquistaba la parte sur de la isla de Sajalin y la mayor parte de las Kuriles. La unificación de frentes (Remember Stalingrad!) ocasionó la caída de Harbin y Changchun. Los soldados japoneses empezaban a rendirse en masa, en tanto sus oficiales se entregaban al suicidio ritual (Seppuku) sus pérdidas totales son sólo un número especulativo motivo de arduos debates, pero cuya única conclusión la tenemos en las cínicas palabras del general Douglas Mac Arthur con respecto a la campaña “Todo soldado soviético caído en combate es un soldado estadounidense menos que ha de morir” blanco y en botella…

rusos en Port Arthur

40 años después: los rusos vuelven a Port Arthur.

El tierra, mar y aire de los alumnos aventajados
Las operaciones Anfibias se desarrollarán en el sur de la isla de Sajalín, las Kuriles (Shikotan, Iturup y Kunashir) así como desembarcos en el litoral chino y coreano en Yuki, Rashin, Gensan y Seishin, y los cruces en fuerza de los ríos: Amur, Ussuri y Sungari.

embarque_islas_kuriles

Embarque de tropas soviéticas para la invasión de las Kuriles.

Los grupos de operaciones especiales del NKVD (Ex KGB), en algunas fuentes denominados Zhalinka, bajo mando de los oficiales Zirianov, Nikiforov, Shiskariov y Popov , llevaron a cabo más de 25 golpes de mano, capturando 8 bases de suministros, 5 gabarras mercantes y dos cañoneras a lo largo de un frente de 427Km, y adentrándose en la retaguardia nipona entre 80 y 90 Km.

shumshu-operation

Mapa soviético de la operación contra la isla de Shumshu, en las Kuriles.

Las operaciones paracaidistas se produjeron en Toyohara, Sajalín, Hamheung, Kirin, Harbin y Mukden. En esta última un destacamento de élite aterrizo en el aeródromo capturando a los generales: Yamada y Yoshioka junto al último emperador de la China milenaria Pu Yi. La responsabilidad de la rendición recaerá desde ese momento en las manos del general Hiposaburo y del cónsul Miyakama, que a pesar de haber sido acordada el 17 de agosto muchas unidades japonesas seguirán resistiendo e incluso contraatacando por falta de comunicación o simple empecinamiento. El 19 de agosto la capitulación estaba a la práctica completada. El impecable ejecutor de la misma, Vasilevski, declarará posteriormente:

“El aniquilamiento masivo de la población de las ciudades japonesas no lo dicto ninguna necesidad militar. La bomba atómica fue para los Estados Unidos no tanto el acto del fin de la Segunda Guerra Mundial como el primer paso en la guerra fría contra la Unión soviética”

Fuera de juicios de valor cuya tendenciosidad es a todas luces evidente, la Operación Tormenta de agosto, supuso un ahorro de centenares de miles de vidas norteamericanas y japonesas, evitando incontables sacrificios y sufrimientos. Y no menos importante impidiendo que el ejército imperial japonés cuyas atrocidades eran hechos consumados y no hipotéticos, siguiera exterminando y saqueando a los pueblos de Asia.

rendicion-kuantung

Rendición del Ejército del Kuantung, versión oficial soviética.

Bibliografía
El ejército soviético, Basill L Hart, Luis de Caralt.

La guerra oculta, Antonio García, HRM.

La causa de toda mi vida, Aleksander Vasilevski, Progreso

Gran guerra patria, VVAA, Progreso.

La segunda guerra mundial, Antony Beevor, Crítica.

Némesis, la derrota del Japón, Max Hastings, Crítica.

Tanques soviéticos, David Porter, Libsa.

Así fue la segunda guerra mundial, VVAA, Noguer.

Imágenes de la guerra, VVAA, Rialp.

La guerra de los Ivanes, Catherine Medinale, Debate.

El ejército de Kuangtung, Philip Jowett, Osprey.