News

<< <  Page 2 of 7  > >>

Nov 4, 2018
Category: General
Posted by: walhalla44

Abisinia, 1935-1941

Oct 29, 2018
Category: General
Posted by: walhalla44

Rey de Reyes: Abisinia 1935-1936

Oct 23, 2018
Category: General
Posted by: walhalla44

Debrecen 1944, de Vae Victis

News from the fronline!
 

Antes de la riada: las batallas del Segre, 1938

por Enric Martí

Yo no soy el laurel de oscuro aroma que lento crece encima de los aires;

yo no soy la canción que está brotando tan extraña en el seno de la tierra.

Soy un rostro, al pasar, iluminado como el Sol se refleja en unas aguas.

 Juan Gil-Albert

 

Tras el rápido avance de las tropas franquista en Aragón en los primeros meses de 1938 que conseguirán ocupar la primera de las cuatro capitales catalanas (Lleida) y varias cabeza de puente en los ríos Noguera Pallaresa y Segre que constituían una latente amenaza al corazón industrial de la ya por entonces mermada zona republicana.

ofensiva_linea_cinca1938

El plan de ofensiva sobre la línea del Cinca (Según Martínez Bande).

La consecuencia y reacción directa es la reorganización de las fuerzas republicanas, reestructurándose el Ejército del Este en base a los jóvenes reclutados de las quintas del 41 (Quinta del Biberón) a la que pronto se le añadirán en vista de las escalofriantes pérdidas padres de familia (Quinta del Saco), aunque esta no ha tenido la repercusión mediática de la primera. Estos preparativos hubieran sido totalmente en vano si Franco hubiera aprovechado está colosal oportunidad, pero cierto es que no se pueden pedir peras al olmo, ni visión estratégica a un gris oficial muy poco dado al estudio técnico y traumatizado por la guerra de pobres que supuso las guerras de Marruecos dónde el improvisado y muy inferior en número ejército rifeño mantuvo en jaque de 1909 a 1927 al cacareado veterano Ejército de África.

En un giro operacional que enoja tanto a alemanes como a italianos (el Duce afirmará “No sabe o no quiere hacer la guerra”) el ejército nacional se lanza sobre la agreste zona de Levante con el objetivo de conquistar Valencia teniendo el puerto de Barcelona a tan cómoda distancia y sin duda contra una sólo simbólica resistencia. El Estado Mayor republicano una vez iniciará la ofensiva enemiga planeará contrarrestarla con una serie de ataques locales que distraigan las reservas adversarias en una menor intensidad de medios y hombres que las lanzadas el año anterior con intención de salvaguardar la zona Norte a orillas del Cantábrico pero de iguales desarrollos y conclusiones y que jamás aportaban nada positivo a su causa, estos tenían multitud de objetivos: anular las fortificadas cabezas de puente atraer no sólo las fuertes reservas del sector sino también las fijadas en el Sur, recuperar las centrales hidroeléctricas del Pirineo y liberar a la 43ª DEP de su cerco en Bielsa. Como es habitual nos encontramos con un trabajo de ratoncito de biblioteca para nada acorde con sus fuerzas y lo que se podía pedir y esperar de las mismas, que a tenor de ello, lo resumiremos como lo haría con su marcado acento cualquier habitante de las riberas del Segre ¡Cuando el gato no está en casa, las ratitas bailan!

Balaguer

El abultado convoy de armas con origen en Leningrado y que efectuará diversas escalas en el Báltico para nuevos embarques que proporcionarán pingües beneficios a más de un turbio proveedor, baste reseñar que con los emolumentos obtenidos por Estonia por la venta de unos vetustos Letov podrá adquirir una escuadrilla de flamantes Hurricanes Mk I británicos, aunque también es cierto que en compensación a tanta picaresca, el armamento checo y polaco es de excelente factura y servirá para sostener el principal ataque en la línea del Segre que, a grandes trazos, consistía en el aplastamiento de la cabeza de puente de Balaguer guarnecida por la 53ª Div. nacional que deberá ser relevada por los estragos de la lucha por la 54ª y otras unidades asignadas al CE de Aragón.

balaguer_bridgehead

La cabeza de puente de Balaguer, según la correspondiente monografía de Martínez Bande.

La primera fase del ataque deberá llevarla a cabo el XVIII CE con las 27ª, 60ª y 72ª DEP, estando las 16ª y 46ª en reserva para lanzarlas a bordo de camiones a la explotación de la brecha más allá de las márgenes del río. El primer duelo artillero da inicio a las 04:00 del día 22 de mayo, y cesa cuando una apabullante cantidad de medios blindados, entre los cuales se encuentran un buen número de BT5, se lanzan al asalto general, seguidos a una prudente distancia por la infantería, sin conseguir el esperado derrumbe del para nada sorprendido sector en más de cuatro horas de cruento empeño, mientras las motorizadas unidades de la reserva aguardan en la carretera de Tárrega.

El lunes 23, se reanudan los ataques centrados en la conquista del Tossal de Déu, “El Merengue”, y la pequeña localidad de La Sentiu de Sió, sin ningún progreso significativo en este sector Norte. En el opuesto las cosas todavía evolucionan peor, y por ello la 46ª DEP, muy mermada desde Teruel, releva a la 72ª DEP, mientras que la 16ª DEP se hace cargo de los ataques frente a Vallfogona que el jueves 26 conseguirán unos modestos avances cuya progresión será malograda por el fuego amigo de dos escuadrillas de Katiuskas que causan el repliegue general, reflejo de una absoluta desmoralización.

La última jornada será el viernes 27 en que la lucha será casi exclusivamente mantenida por las tropas del Campesino (46ª DEP) apoyadas con un certero fuego artillero que no tendrá más repercusión por la tibieza con que actúan los tanques, que se limitan a actuar como plataformas artilladas en lugar de medios acorazados que abran brecha para la infantería que va a la zaga con un encomiable espíritu de sacrificio. A última hora de la tarde una torrencial lluvia convierte el ensangrentado valle del Segre en un lodazal que imposibilita el más ligero movimiento mecánico o animal para alivio de todos los combatientes de ambos lados de las encharcadas trincheras.

balaguer_mayo1938

El combate de Balaguer.

Serós

Esta fue la cabeza de puente más diminuta de los nacionales sobre el Segre y sin embargo resultará clave en la ofensiva sobre Cataluña de la Navidad de 1938. Fuertemente fortificada en un terreno elevado cubierto por una torrentera de muy difícil acceso y defendida por un Bon. de la 150ª Div. con unos amplios sectores de tiro y unida al pueblo que se halla a unos 500m tierra adentro por un puente totalmente a cubierto del tiro directo de artillería.

El ataque se inicia el día 22 de mayo por la 135 BM y los ataques frontales, poco imaginativos, se suceden hasta el día 25, jornada en la que la 144BM releva a los desgastados atacantes, pero está renovación del material humano también ha debido efectuarse en el bando contrario y la estupidez que nos puede dar un concepto relativo del infinito finiquitará como empezó el día 27 sin pena, ni gloria pero con un cómputo de muertos inasumible por el raciocinio humano.

posiciones_seros

Mapa de las posiciones en torno a la cabeza de puente de Serós.

Lleida

Coincidiendo con el resto de ataques en la periferia de Lleida también se lleva a cabo un ataque de distracción (¡Cómo no!) el 24 de mayo por parte de fuerzas de la 16ª DEP en el sector conocido como Barcas de Tófol, defendido por la 4ª Bandera de la Legión y el Bon 262º, apostado este último en la altura dominante de Gardeny, ya en el casco urbano.

Los atacantes logran forzar la mitad del ancho del río pero justo en una islita formada por meandros, son clavados en la misma por el nutrido fuego de armas automáticas y el certero fuego artillero corregido desde la citada cota que les obliga a retroceder hasta sus posiciones iniciales de la margen izquierda.

Baronía de San Oisne

El 7 de abril, las tropas navarras de Solchaga habían ocupado la población de Tremp y pivotado para enlazar en el Sur cerca de la presa de Camarasa con las tropas del CE de Aragón, formando una cabeza de puente que incluía buena parte de la agreste sierra del Montsec. La cabeza de puente era defendida por unidades de la 51ª Div.

A las dos de la madrugada del 22 de mayo, tropas pertenecientes a la 30ª DEP se lanzaban al asalto del sector situado entre Badaulls y Peladet defendido por el 4º Bon. del Rgto. Valladolid nº 20 que, a pesar del desgaste por la feroz acometida, logrará rechazar el ataque. Por el Norte, los atacantes infiltrados por el río Barcedana tratan de alcanzar la ermita de San Salvador pero son interceptados por la 6ª Bandera de Falange. Tras sendos fracasos se tratará de conquistar la cota 660 defendida por un Bon. del Rgto. Galicia 19, con idénticos resultados.

En la siguiente jornada se reiteran los ataques desde el punto de partida de Rubies sin lograr desbordar las concienzudas defensas, que obtienen un resultado levemente mejor el día 24 al romper por fin las líneas y en el que los nacionales deberán poner en liza nuevos batallones para contraatacar y taponar la brecha sucediéndose a lo largo del día los combates cuerpo a cuerpo.

El día 26, el objetivo será la ocupación de la cota 692 situada 2 Km al Sur de los anteriores combates que son abortados por una incesante barrera artillera, por lo que en la madrugada siguiente un sigiloso ataque republicano logra rodear las posiciones del Rgto. Valladolid, que con frialdad esperan hasta el último momento para abrir fuego evitando el cerco y rechazando a sus enemigos a los que causan cuantiosas bajas. En unas peñas cuya altitud tiene una horquilla de 600 a 1400m, el día 27 se produce el último y valiente intento de aplastar la cabeza de puente. Tras casi tres horas de combates a bocajarro, se desiste de ocupar un terreno cuyo valor económico-estratégico en nada justificaba tanta sangre.

Tremp

Es en el extremo norte dónde la ofensiva tiene más atisbos de éxito, y, en caso de haberse coronado hubiera significado una bocanada energética para la industria catalana al liberar las centrales y una plataforma excelente para alcanzar las líneas de la 43ª DEP. El ataque lo inicia el 22 de mayo la 19BM en las Piedras de Auló contra la Bandera de Falange de Burgos que se extenderá hasta el día 31 en desolados parajes de alta montaña en los que los heridos deben ser evacuados en camilla en trayectos de 5-6 horas hasta los hospitales de sangre.

tremp_cabeza_puente

La cabeza de puente de Tremp.

La jornada del día 23 los combates se generalizan en todo el sector con gran crudeza y por una vez la aviación republicana actúa con una coordinación sorprendente con las unidades terrestres, pero la resistencia meritoria en San Cornelio es la clave para que se no se derrumbe el frente nacional, a pesar de que unidades de caballería deben poner pie a tierra ante la inminente caída de Tremp, pues la 119 BM, con apoyo de material blindado, llega hasta el casco urbano de San Román y la Costa Gran es tomada por la 134 BM. El dispositivo nacional se tambalea hasta que al final del día entran en línea las 150ª y 152ª Divs. que estabilizan la situación, mientras sus enemigos se refuerzan con las 62, 104, 119 y 120 BM que, tras reñido combate, ocupan el pueblo de Bastús, siendo esta su última e irrelevante ganancia táctica.

A partir de este cénit en el que las fuerzas republicanas no han actuado con la resolución requerida, las defensas nacionales se consolidan en Conques, Collades y Orcau dando paso al consabido frente estático y a las tácticas de choque de carneros que en este caso el eufemismo viene como anillo al dedo, al seguir en sus estériles empecinamientos hasta el último día del mes.

Vilanova de la Barca

En julio, durante los días previos a la ofensiva en el Ebro, una serie de ataques locales en el Noguera logran su propósito de confundir el punto de ruptura, no así el de mediados del mes siguiente cuando las tropas enemigas reciben cuantiosos refuerzos para taponar posibles brechas; el general Rojo opta no por hacer lo consecuente, sino por sacarse de la manga otro de sus insípidos ataque de diversión (¡Qué manía!) Este tendrá inicio el 9 de agosto con las 145 y 179 BM de carabineros apoyados por una veintena de T-26B y escuadrones de caballería, abundante artillería y aviación. Pronto se tenderá una pasarela que será arrollada al abrir los nacionales las presas de Camarasa y San Lorenzo.

El contraataque se producirá al día siguiente con una apabullante acumulación de tropas, pero los republicanos resisten a pesar de la desigualdad de medios, pues en el lodo han quedado una docena de tanques y hay que recuperarlos. El relevo y laminación de unidades en ambos bandos se alargará de forma cansina hasta el 18 de agosto. El día anterior los republicanos habían volado su cordón umbilical sobre el Segre que produjo una mortal espantá. En silencio quedarán un tanque en tierra de nadie, tres más en la margen derecha y uno más en el lecho del río.

La última batalla

Para tratar de cubrir la evacuación del último vestigio de bolsa del Ejército del Ebro, sus vecinos del Norte efectuarán otro cruce en fuerza del Bajo Segre en la zona comprendida entre Lleida y la Granja de Escarp. El plan, optimista hasta la ingenuidad en vista del desgaste y desmoralización de las fuerzas empleadas, contemplaba el paso de dos columnas que en una noche debían limpiar la resistencia ribereña, avanzar hasta Fraga y alturas colindantes y en una segunda fase pivotar sobre sí mismas y atacar Lleida desde el Oeste, mientras unidades emplazadas frente a la misma pasaban el río y efectuaban el asalto en pleno casco urbano ¡La factoría Disney tiene en este plan un guión inmejorable!

La noche del 7 de noviembre, las 23, 24,121, 146, 179, 56 y 94 BM (Las dos últimas de Infantería de Marina) al mando de Etelvino Vega, cruzan con sigilo y decisión por Torres de Segre y al Sur de Aitona conquistando este pueblo, Soses y Serós, mientras su cabeza de puente quedaba totalmente cercada. Se capturan una batería, más de medio millar de prisioneros entre los que se cuenta el teniente coronel Suárez Álvarez, que es tratado con suma cortesía por el comandante Leandro Pons.

La 40ª Div. nacional, de guarnición en el sector, estaba muy lejos de ser una unidad fogueada; los nacionales temen perder toda la línea del Cinca después de que los atacantes conquistasen la colina de San Miguel de Vingaña. Una vez más, las unidades republicanas pecarán de irresolución y perderán el día atacando la cabeza de puente de Serós con profusión de T26 que hubieran tenido que ser empleados en la explotación del éxito en profundidad. Sus adversarios trasladan con rapidez a la 51ª, parte de la 13ª y de la 53ª Divs. sin embargo los primeros en llegar serán los alemanes con dos compañías de Pz I (Negrillos) y pronto la veterana 152ª Div. se hará cargo del cinturón defensivo de Fraga que ya es atacado de forma constante por golpes de mano de guerrilleros que se amparan en la espesa niebla para sembrar el caos.

Cuando la climatología lo permita, la Aviación nacional actuará como en el Ebro, empleándose a fondo en los puentes tendidos por los siempre tenaces pontoneros republicanos, apoyada por el fuego de la artillería pesada emplazada en las afueras de Lleida y Fraga. El día 10, tras abrir los embalses de Camarasa los ataques aéreos se concentran en el puente de Aitona, pero este es defendido con gallardía por la batería antiaérea del teniente Toset.

En las jornadas siguientes, el empuje, como era de esperar, se diluirá y con la pertinaz niebla los combates se centrarán de nuevo en Serós donde varios tanques logran entrar en la fortificada bolsa, siendo un par de ellos destruidos, mientras los restantes se repliegan. El día 18 se iniciará la ofensiva nacional para liberarla del cerco produciéndose una cruenta batalla en el llano de Vincamet desde dónde recuperan el pueblo de Serós y liberan la extenuada guarnición de la cabeza de puente, mientras las fuerzas republicanas resisten con bravura en la colina de Folies desde la que reconquistarán el pueblo en la mañana del día 20, pero la batalla ya estaba pérdida y así lo juzga su Estado Mayor, que autoriza el repliegue de las unidades a sus puntos de partida al otro lado del río.

Al alba del día 22, las unidades de guerrilleros cubren la retirada del grueso de la fuerza hacía el último puente en Aitona. Cuando lleguen las primeras luces del día se lanzan en su persecución numerosos escuadrones de caballería que no están dispuestos a que se marchen de rositas como en el Ebro. La situación es sumamente apurada para esas pequeñas unidades de valientes, que serán salvadas del total aniquilamiento por el bizarro Toset que dispone sus cañones en horizontal y ajusta las alzas a cero...

dispositivo_republicano_segre

Mapa del servicio de información del CTV, "Situazione Forze
Rosse della Catalogna". 17 de noviembre de 1938 (Clic para ampliar)

Sobre la vertical del Segre

Los republicanos reunirán un considerable contingente aéreo para sus propósitos: 1ª, 2º y 3ª escuadrillas de Chatos (I-15), 2ª y 3ª de Moscas (I-16) y 3ª de Katiuskas (SB2) esta última perderá un aparato ya el día el 22 de mayo sobre Almacellas al ser alcanzado por los letales 88 alemanes. La jornada siguiente se producirá una gigantesca batalla aérea contra los italianos de La Cucaracha y Asso di Bastoni y las españolas 2G3 y 3G3, que ocasiona la pérdida de 6 Chatos, 8 Moscas y un Katiuska por parte republicana y 17 Chirris (Cr32) y 5 Sparvieros (SM79) por parte nacional.

El día 25 ambos contendientes se dedicarán a bombardear en profundidad las retaguardias de agrupamiento y líneas de aproximación de sus adversarios, que derivarán en nuevas y contundentes pérdidas que por parte republicana son en cierta medida sustituidas por la entrega de una veintena de Chatos ensamblados en Reus y Sabadell. El grueso de ambas fuerzas se trasladará el día 28 al sector de Levante.

En noviembre se reanudan los combates enlazados con el vecino frente del Ebro y el mismo día 7 es derribado un Do17 alemán, perdiendo en lucha con los italianos 3 Moscas y dos Chatos pero no termina ahí el día negro de La Gloriosa pues al retirarse a repostar y municionar son sorprendidos en los diferentes aeródromos por una treintena de Pedros alemanes que destruyen media docena de Moscas y Súper Moscas. Dos días más tarde la 4ª de Moscas se adjudica el derribo de otro Do17, no es un mérito de poca valía pues para ello han tenido que luchar contra los temibles BF109 que daban escolta a una notoria agrupación de bombarderos.

El día 12 se encontrarán los cazas que daban escolta a las diferentes escuadrillas de apoyo y bombardeo y, a pesar de la intensidad de los combates, sólo se producirán un par de derribos en cada bando. El 23, la aviación republicana se empleará sobre las concentraciones de tropas observadas por el as Tarazona, pero están protegidas por una densa sombrilla antiaérea a la que pronto se unirán Chirris y Bf109 que ocasionan tres aparatos derribados a cambio de un solo Cr32. Con esta acción se pondrá fin a las incursiones ofensivas sobre el río y la retaguardia nacional, destinando los cada vez más maltrechos aparatos republicanos a partir de este momento a tratar de repeler las del enemigo que se producen con regularidad diaria desde el Oeste y el Este (Mallorca).

Marineros de secano

Aprovechando la artillería de 305mm del perdido acorazado Jaime I, uno de sus cañones será montado en un afuste ferroviario que bombardeará la Lleida ocupada desde el túnel de Vinaixa. Sus proyectiles alcanzarán los barrios de La Bordeta, Hospital, el Campo de Marte, La Prisión, La Seu, etc. sin que sus enemigos percibieran que eran bombardeados por tamaña pieza y se limitaron a efectuar fuego de contrabatería contra los emplazamientos ribereños creyendo erróneamente que eran piezas de campaña.

En las vísperas del Ebro lo encontramos en el túnel del Masroig. Los hombres del Lincoln, ante nada mejor que hacer, se acercaban desde su acuartelamiento de Marça sorprendidos por los impolutos uniformes blancos de los marineros que lo servían, según lo atestigua Alvah Bessie en su vibrante obra: Hombres en guerra.

Voluntario Santiago

De profundas convicciones fascistas, a la edad de 42 años se presenta voluntario en un cajetín de enganche del ejército nacional dónde es destinado a la 150ª Div. de Muñoz Grandes el futuro comandante de la División Azul. Encuadrado en la misma participará en las operaciones de: Fraga, Mequinenza, Lleida, Balaguer, Tremp y en el aplastamiento definitivo de la bolsa de Bielsa. En méritos a los servicios prestados en las citadas acciones: la Medalla de Mérito Miliar, Medalla de Campaña y Cruz de Guerra le serán concedidas a lo largo de la contienda al cabo Santiago Bernabéu…

Comandos Rojos

Con la partición del territorio republicano en abril de 1938 quedarán en la zona catalana las 234,235, 236, 237, 238, 239 BM de Guerrilleros a las que posteriormente se les unirá la 230, llegada en expedición senderista desde la zona Centro. Con todas ellas se formará la 75 DEP al mando del comandante Peregrin Pérez, que tendrá como marco de acción el área Fayón. Caspe, Mequinenza efectuando entrenamientos nocturnos de tendido de pasarelas sobre el Ebro y el Segre. Durante la ofensiva de este último la mayor parte del contingente actuará en la zona de Tremp para tratar de atraer el mayor número de patrullas enemigas y confundir intenciones de cruce.

Previamente a la ofensiva del Ebro se desdoblará creando la 76ª DEP al mando del comandante Liboumir Ilich, cuyo principal objetivo será el frustrado intento de tomar el nido de la Cóndor: el aeródromo de La Cenia en el Bajo Ebro. Ante el reiterado fracaso sus camaradas de la 75ª, tratan de hacer lo propio en el Segre con el aeródromo de Caspe, así como destruir una supuesta base de tanques en Venta Jaumiel. Tras el destacado papel efectuado en noviembre en este sector dónde previamente han actuado en la retaguardia nacional en Nonaspe, río Canaletas y Fraga; ambas unidades se concentran en Santa Coloma de Queralt dónde reciben sus líneas de actuación ante la inminente ofensiva sobre la desangrada Cataluña.

En enero de 1939, aniquilan la guarnición de Castellví donde capturan medio centenar de prisioneros, vuelan los polvorines de Vallirana, así como tres puentes sobre el Llobregat y una fábrica de armas en el barcelonés barrio de Sarria al mismo tiempo que el enemigo se infiltraba hacía su centro histórico. El canto de cisne lo dará la 238BM entre los días 25-28 del citado mes al hacerse fuerte en la montaña catalana por excelencia: Montserrat y resistir los feroces ataques de la 6ª Bandera de La Legión ¡De poder a poder y nunca mejor dicho!

Cauces sin caudal

En la feroz lucha por el Merengue, un bisoño batallón tratará en envolverlo por el Norte aprovechando una cercana vaguada sin avanzadillas, es emboscado por un nutrido contingente de Regulares que aparecen de la nada y los encañona desde todos los ángulos apremiando a la rendición inmediata un desafortunado fuego republicano abate a varios oficiales y como respuesta toda la unidad es masacrada sin piedad. Sus restos serán enterrados en el mismo lugar de la carnicería.

En diciembre de ese año al inicio de la ofensiva sobre Cataluña varias escuadrillas alemanas de Heinkel 111 (Pedro) descargan su letal carga sobre una numerosa concentración de tropas descubierta en ese mismo sector. En realidad se trataba de tropas marroquíes atrapadas en un sangriento caso de fuego amigo que producirá muchas más bajas que en el caso anterior, pero al fin y al cabo se trataba de mercenarios y no era cuestión de contrariar o enojar a tan poderoso aliado por lo que los cuerpos serán enterrados con discreción y totalmente silenciado por las autoridades nacionales en la fosa común ya empleada en las luchas de la primavera anterior.

Nos encontramos 80 años después en un bucle de perfiles envueltos en paños cromáticos cuyo común denominador es el interés propio y el lucro personal y las tumbas anónimas sirven como unas cortinas de humo sin parangón para sus viles fines y nada mejor para nuestra propia reflexión que la inigualable prosa de Rafael Alberti: La necesaria muerte os nombra cada día. Quedad, que así lo quieren lo árboles, los llanos, las mínimas partículas de luz que reanima un solo sentimiento que el mar sacude ¡Hermanos!

monolito Merengue Balaguer

Monolito erigido en la cima del Merengue por la agrupación de supervivientes de la quinta del biberón.

Bibliografia

Batalla del Segre, Luis Mª Mezquida, Diputación de Tarragona.

Les batalles del Segre, Pol Galitó y otros, Pagés editors.

Una ciutat en guerra: Lleida, Joan Sagués, L´Abadia de Montserrat.

Recuerdos del frente de Aragón y la batalla del Segre, Vicente Morea , Ribera & Rius.

Del Alto Ebro a las fuentes del Llobregat, Antonio Sagardia, Nacional.

La incompetencia militar de Franco, Carlos Blanco, Alianza.

La cabeza de puente de Balaguer, Llorenç Rubies, Dilagro.

Historia militar de la guerra de España, Manuel Aznar, Nacional.

Itineraris pel front del Segre, Mª Lluisa Huguet, Pagés editors.

Alerta los pueblos, Vicente Rojo, Ariel.

Ludografía

La Quinta del Biberón, Enric Martí, Ludopress. Encartado en el número 27 de la revista Alea, simulaba la ofensiva republicana a la cabeza de puente de Balaguer con el sistema No Pasarán de Javier Hoyos; lamentablemente un fallo de imprenta desvirtuó totalmente su colorido mapa que vio la luz en poco menos que en blanco y negro. El sistema adolecía de unas engorrosas reglas de suministro y mando y el hándicap de llevar la factorización de las unidades en su reverso. Aun así, fue un intento muy serio de crear una serie operacional de nuestra guerra civil totalmente made in Spain.

mapa alea 27

El mapa (casi) monocromático.