News

<< <  Page 2 of 4  > >>

May 31, 2018
Category: General
Posted by: walhalla44

Nuevas listas de juegos para venta/intercambio

May 24, 2018
Category: General
Posted by: walhalla44

Actualizada la ludografía sobre la batalla de Brunete

May 21, 2018
Category: General
Posted by: walhalla44

El ángel sombrío: Berlín 1945

News from the fronline!
 

Operación Dynamo: Los olvidados de Dunkerque

por Enric Martí

cundall_retirada_dunkerque

“Sólo un pueblo con el sentido cívico de los ingleses pudo hacer algo así; los paisanos se hacían a la mar voluntariamente con su embarcaciones particulares, a pesar de que el cielo estaba dominado por la Aviación alemana”

            José María Pi-Sunyer

 La retirada de Dunkerque del 17 de mayo al 4 de junio de 1940, fue el epílogo de una furiosa batalla aérea, terrestre y marítima que concluyó con la evacuación por mar a los puertos ingleses de un contingente superior a los 300.000 soldados de los ejércitos aliados, obviamente sin su armamento pesado, ni parques de suministros y munición, detalle que no suele tenerse muy en cuenta, para forzar todavía más el efecto placebo que en las exageradas fuentes anglosajonas roza la ridiculez.

El reembarque fue la respuesta desesperada a la doble envolvente de las divisiones blindadas alemanas, iniciado el 20 de mayo con la conquista de Amiens. En ese gigantesco Sichelschnitt (Golpe de hoz) llegaron al Canal de la Mancha en la desembocadura del Somme atrapando al ejército belga, al B.E.F (Ejército expedicionario británico) y a lo mejor del ejército francés. A pesar del exultante triunfo, el general alemán Halder declaró…miles y miles de soldados enemigos se embarcaron sanos y salvos en nuestras propias narices…

mapa de situación

Operaciones: del 21 de mayo al 4 de junio de 1940

Por parte francesa, que serán los que más daños y pérdidas acusen es la derrota más tremenda de su historia, superior incluso a la de Sedán, en 1870. Con unas justificaciones poco convincentes, salvo para cándidos adeptos el general Weygand, escribió: Ciertamente no fue una victoria, pero sí algo más que una liquidación desafortunada de lo  que pudo llegar a ser una catástrofe; disculpe la inadecuada impertinencia, mi general, pero sí que fue una catástrofe; a no ser que admita sin aspavientos que la ocupación de su patria en cuatro largos y tétricos años fuera una afortunada bendición…

Milagros y concesiones

El Almirantazgo británico desde el 19 de mayo empieza a trazar la Operación Dynamo, es decir, la evacuación del B.E.F que se iniciará a las 21:00 del día 26 de mayo. Esa misma jornada el 2º Ejército francés (Blanchard) y el británico Gort elaboran el repliegue y la realización a toda prisa de una zona fortificada en torno a la ciudad portuaria de Dunkerque. Los franceses, si bien autorizaban el embarque, insistían en resistir sobre el terreno; su anacrónica doctrina seguía anclada en Foch y Jofre y demoraron hasta el 29 la orden formal para la evacuación marítima; a buen seguro algún clarividente intuyo que tal concentración masiva de tropas iba a ser una perita en dulce para los Stukas.

Conforme iban llegando las unidades británicas, francesas, belgas y holandesas cavaban improvisadas fortificaciones y a decir de la totalidad de españoles del interior de la misma (Cerca de 3.000) los únicos que conservaban una firme disciplina eran los primeros; en el resto sus oficiales no tenían el menor tapujo en abandonar a las tropas a su suerte ¡Qué tiempos los de Verdún!

propaganda_alemana

Panfleto lanzado por la aviación alemana sobre la bolsa de Dunkerque

El día 27 se celebra una reunión del Altos Mandos al otro lado del canal en Dover dónde el pesimismo estaba a flor de piel: los mismos británicos no creían poder evacuar a más de 50.000 hombres, Churchill declararía posteriormente: Muy bonito, pero con evacuaciones no se ganan guerras. Este paradigma humano de las frases hechas, no tendrá en cuenta sus palabras cuando meses más tarde en lugar de echar al mar a los italianos en Libia, se dediqué a enviar tropas a una Grecia ya sentenciada de antemano con la intervención de los alemanes (Operación Marita) en ayuda del insulso Duce y esa sólo será una de tantas ¡Consejos vendo y para mí no tengo!

A pesar del número exultante de evacuados, la operación, pese a los bizarros intentos de los anglosajones de enmascararlo como unas Termopilas del mar del Norte, fue un auténtico fiasco. Hay un detalle que en su afán de encarnar el rol de defensores de la Libertad del mundo hace aguas y valga la redundancia (La opresión con que mantenían todavía a pueblos en los cinco continentes en su decrépito Imperio, es un detalle totalmente marginal para su línea histórica oficial) son  las prioridades en  cuanto al  embarque : 1º Británicos, 2º Franceses, 3º Belgas y holandeses y 4º Resto de nacionalidades; entre las que se encontraban judíos, polacos, ex brigadista internacionales y por supuesto republicanos españoles a los cuales en caso de captura no iban a convidar a una ronda de schnapps precisamente…

Los testimonios de los españoles, cuya tendenciosidad no tiene porqué ser a favor de unos u otros, coinciden en la multitud de cadáveres de soldados franceses que rodeaban las embarcaciones inglesas ¿Stukas? estas fuentes aclaran que los Junkers elegían como objetivos a los grandes buques y no caían en picado sobre civiles o tropas concentradas en la playa; entre las cuales se producirán muchas bajas pero producidas por el fuego artillero. Los mismos españoles se verán en diversas ocasiones encañonados por las pistolas de la Navy ¿Un precoz Brexit? Unos cuantos lograron subir a bordo utilizando uniformes y militaría varia tan pródigamente abandonada por las tropas británicas ¡Seguramente su acento no sería lo suficientemente cockney que tan apurada situación precisará!

retirada bajo las bombas

Retirada bajo las bombas.

Santos y hermandades

El día 24, las avanzadillas de las Panzerdivisionen alcanzan Calais, Boulogne y Saint Omer: se encuentran a menos de 30 Km del perímetro defensivo. Es entonces cuando reciben la inesperada orden de detener su avance hacia el Norte de la mano directa de Hitler que la mantendrá hasta el 27, dando tiempo a consolidad las fortificaciones y acelerar la evacuación. La polémica estaba servida para la posteridad…

Según algunos, el canciller no hizo más que respaldar a von Rundstedt, pues, de acuerdo con los informes de los generales que estaban sobre el terreno, algunas unidades sólo disponían de la mitad de efectivos por pérdidas y rezagados tras quince días de vertiginoso avance; el terreno en torno a Dunkerque está plagado de canales y acequias poco apropiado para la evolución de los tanques, el avituallamiento de gasolina y munición se había quedado de forma paulatinamente a retaguardia y era necesario hacer una pausa. La creencia unánime de que la principal defensa aliada se iba a articular en torno a París, por lo que se temía que los ejércitos situados entre el Mosa y el Somme organizasen un contraataque en cualquier momento. Si todo esto fuera poco apareció uno de los principales artífices de la derrota del III Reich en todos los frentes; el mariscal Göring, quien aseguró, cómo no, que sus aviones aniquilarían la bolsa e impedirían la evacuación ¡Hay que admitir que el orondo personaje y su adicción a las drogas duras no perdían pistolada!

hurricane

El célebre Hurricane (foto autor).

El día 28 en contra de la opinión de su gobierno, el rey Leopoldo de Bélgica capitulaba sin condiciones. El día anterior, Reinhardt y Guderian reemprendieron la ofensiva. El temido contraataque llega el mismo día 28 en Abbeville al Sur, pero sólo con la 4ª División acorazada y otras pequeñas unidades agregadas de la mano del general De Gaulle. Que decir que el infumable sabrá sacar provechosos réditos para su insondable ego del ataque más testimonial que efectivo, pues sólo logra aliviar ligeramente la presión hasta final de mes ¡Mucho ruido..! En la misma jornada, por fin la artillería ha logrado alcanzar a sus avanzadas y es desplegada en torno al área fortificada desatando un ininterrumpido infierno sobre la bolsa. El día 30, ciudad y puerto no eran más que un montón de ruinas, iluminadas día y noche por las llamas de la refinería.

El embarque desde las playas se complica y los hombres deben aguardar en la intemperie una media de cinco días bajo la lluvia de metralla, los actos de indisciplina se multiplican. Sólo el mal tiempo mitiga en parte el castigo al imposibilitar la acción de la Luftwaffe, además ante las insistentes reclamaciones francesas la R.A.F se implica en la protección del ejército, redoblando sus salidas.

 Bourrasque hundiéndose

Hundimiento del destructor francés Bourrasque

El 1 de junio se contraen de nuevo los flancos en Nieuport y Bergues acercando todavía más el alcance de la artillería alemana, a pesar de la tenaz resistencia de franceses y en numerosos casos de españoles pertenecientes a las compañías de trabajadores (P.M.E.) organizadas con los refugiados republicanos tras el fin de la campaña de Cataluña en nuestra guerra civil. Quince de ellas participaron en los combates, asignados a las 12ª y 60ª Divs. de infantería; las más destacadas por su temple fueron las: 111ª, 112ª, 113ª, 114ª, 115ª, 116ª, 117 ª y 118ª que tuvieron su pundonor en la defensa de las posiciones 10, 11, 12 y 13, en cuyo cometido, cuatro compañías (la 112ª, 114ª, 117ª y 118ª) fueron a la práctica aniquiladas en su totalidad.

Final inapelable

Las minas, submarinos y Stukas alarmaron al Almirantazgo que apremia el fin de la operación. El detonante serán las casi 800 bajas sufridas por el HMS Worcester y el ultimátum se fija para la madrugada del 2 de junio. Ruegos y presiones obligan a reanudar las operaciones logrando salvar a 50.000 más (El total de la operación alcanzará los 338.226, a cambio de la pérdida de 861 embarcaciones de todo tipo). A las 09,00” del 4 de junio las tropas francesas se rinden; a las 14:23, Londres anuncia oficialmente la finalización de Dynamo; en la jornada siguiente El Daily Mirror inicia la transformación histórica, dictada por un sentimiento tan patriota como falto de rigor y a toda página titula: El bendito milagro de Dunkerque.

¿Quién fue el auténtico salvador de las tropas aliadas en Dunkerque? Sin la menor duda: Hitler, pues en ningún momento del conflicto pretendió la derrota de Gran Bretaña, sino conseguir una paz consensuada; la derrota total de está supondría el hundimiento de su inmenso Imperio colonial y el levantamiento de las mayorías étnicas ¡Una raza inferior masacrando a las élites de la raza blanca! tal abominación podía crear un siniestro precedente para las generaciones venideras de la raza aria y no lo olvidemos los ingleses son en parte sajones, es decir una raza germánica…

Anatomía aplicada

Para que la presencia española no caiga como de costumbre en el saco del olvido, tenemos la síntesis de Juan López alías “El Sevillano” que ante la misteriosa desaparición de los oficiales tomo el mando de la 118ª compañía de trabajadores en la cual los gendarmes que custodiaban a sus integrantes no tuvieron el menor reparo en ponerse a las órdenes del aguerrido andaluz. El fundamento que lo llevo a él y a los escasos supervivientes a luchar sin respiro, hasta su agotadora llegada a Dover tripulando un destartalado e improvisado velero, lo tenemos en su razonamiento… había que demostrar a franceses y alemanes que a los españoles por mucho carro blindado y mucho Stuka que nos echasen, no se nos encogían ciertas glándulas fácilmente… añadir algo más sería estéril frivolidad.

Bibliografía

Doug Dildy, Dunkirk 1940. Osprey.

Manuel Aznar, La batalla de Francia. Idea.

Daniel Arasa, Los españoles de Churchill. Planeta.

Karl-Heinz Freisser, El mito de la blitzkrieg. Platea.

Marc Bloch, La extraña derrota, Crítica.

Miguel del Rey, Blitzkrieg. Edaf.

Eduardo Pons, Republicanos españoles en la segunda guerra mundial. Planeta.

Dunkirk, The british evacuation. Cassell.

Antonio Vilanova, Los olvidados. Ruedo ibérico.

Alan Shepperd, Francia 1940. El Prado/Osprey.